ANÁLISIS

Jordi Hurtado, la vacuna y 'Saber y Ganar': confesiones en un concurso que va más allá

Jordi Hurtado explicando su experiencia con la vacuna
Jordi Hurtado explicando su experiencia con la vacuna
La 2

"¿Qué tipo de respuesta origina un antígeno en un organismo animal?" ha sido una de las preguntas de 'Saber y Ganar' en este miércoles. El concursante, David, falla. "¿Reacción alérgica?", responde. La voz omnipresente del concurso, rápidamente, corrige: "respuesta inmunitaria". Y lo hace con un tono de "cómo has fallado esto", con la confianza que sólo logra Juanjo Cardenal. No es sólo un locutor automatizado, es un narrador cómplice. Está vivo como si fuera representante visiblemente invisible en el plató del sentido común. Comenta, juega, argumenta, relativiza.

Dejar que fluya la personalidad de Cardenal es un factor clave de esa reunión de amigos que transmite 'Saber y Ganar', como también es importante que el programa no va desacompasado de la actualidad. A la vista está esta pregunta. De trepidante actualidad. Por eso, tal vez. Cardenal sufre más que David no acierte.

Mientras tanto, Jordi Hurtado aprovecha para dirigirse a otro concursante,  Rafael, licenciado en biología y que trabaja en un centro de investigación que se encarga de elaborar la vacuna española, para que alumbre un poco más la pregunta. "Al entrar el antígeno se produce una respuesta inmunitaria porque lo que genera el organismo son anticuerpos para defenderse del agente invasor, que es el antígeno". 

Entonces, Hurtado reflexiona: "eso es lo que me ocurrió a mí el día que me administraron la primera dosis de la vacuna, ¿verdad? Si notaba un poco de frío, un poco de pequeño cansancio... es que el cuerpo está reaccionando, está generando anticuerpos". "Esa es la filosofía de una vacuna", responde Rafa.

Y en esta conversación también se dibuja la filosofía de 'Saber y Ganar'. El buen concurso no sólo reta a preguntas, sobre todo acompaña al espectador. Hurtado, Cardenal y los concursantes terminan creando un ambiente de confianza en el que hasta se puede hacer pedagogía con experiencias personales y, después, seguir las pruebas como si nada. Ya lo dijo el propio Jordi Hurtado, tras recordar que ya había recibido su primera dosis de la vacuna para terminar con esta pandemia: "Aquí estamos, ni verdes, ni azules, la mar de bien".

Mostrar comentarios