Miércoles, 26.06.2019 - 02:39 h
Telediaria

'Juego de Tronos' no hubiera sido igual sin Twitter: el nuevo paradigma televisivo

Se terminó. 'Juego de Tronos' ya es historia. Pero no sólo historia de la televisión. También en historia de Twitter. Porque, en la disección de las causas del éxito de la serie, hay que poner en valor la fuerza de las redes sociales como generadoras de acontecimientos que despiertan la percepción social de que "o lo ves o te quedas fuera" de la conversación. Y mejor si, además, lo ves cuanto antes.

El 'boca a boca' de toda la vida que, ahora, fluye más rápido gracias a la proyección de las redes sociales. 'Game of Thrones' contaba con la emoción y épica para descolocar con cada episodio, y las redes han sido el epicentro perfecto para amplificar el debate que abrían sus tramas para bien o para mal. Especialmente Twitter, como la red que representa la interacción en directo. No había escapatoria. Si estabas en Twitter y no veías la serie de HBO te quedabas fuera de juego. No te sentías parte del grupo, te estabas perdiendo un evento social.

"La conversación que ha generado 'Juego de Tronos' en Twitter con más de 100 millones de 'tuits' demuestra lo importante que ha sido la serie para la gente. Solo en Twitter los seguidores de la serie pueden venir a compartir en tiempo real sus impresiones, opiniones, anécdotas con el resto de la comunidad que sigue 'Juego de Tronos'", reflexiona  Beatriz Arias, Partnerships Manager TV, News & Lifestyle de Twitter España.

Y es que la televisión de hoy crece en las redes sociales. Y Twitter se ha ido transformando en una plataforma que complementa la experiencia del visionado en directo. Aunque el público pueda toparse con algún spoiler, eso que tanto atemoriza a los espectadores más seriéfilos.

"Hemos visto una evolución en la manera en la que los fans han 'tuiteado' según avanzaba la serie. De hecho, no lo habíamos visto nunca antes: los fans han respetado la petición de HBO de no destripar el episodio durante su emisión sino esperar a que terminase y, entonces, ahí, es cuando explotaba Twitter", explica Arias.

Pero también, precisamente, el miedo de los usuarios por no cruzarse con ningún spoiler ha propiciado que los hábitos de consumo se aceleren. En España, los capítulos estaban disponibles a las tres de la mañana y una parte de su público no podía esperar a verlos al final de la jornada laboral, pues a lo largo del día las redes sociales se convertían en una mina de spoilers de aquellos que ya habían visto el episodio.  Así que no quedaba otra que optar por correr a ver el capítulo antes de que te lo contaran. Es la manera de poder respirar tranquilos el resto de la jornada sin inesperados sobresaltos, que destriparan cualquier giro.

Aunque a las cadenas y plataformas, en realidad, este miedo social no les importa demasiado, porque se han percatado de que un buen spoiler a tiempo puede impulsar el interés por su producto. Porque se especula más y, como consecuencia, hay más consumo de la propuesta. No es nada nuevo, los spoilers tácticos han existido siempre. Mítica es la portada de la revista 'Supertele' con 'Chanquete se muere este domingo'. No obstante, ahora el espectador cuenta con una mayor cultura en series y no quiere que le amputen el disfrute ingenuo de la obra.

Chanquete se muere este domingo
Supertele de 1981

En tiempos en los que la televisión se consume de una forma más individualista, Twitter recupera la esencial experiencia de visionado televisivo de manera grupal y, además, favorece la proyección pública de la creatividad de unos usuarios que terminan por sentirse arte y parte de su serie. Espectadores que, como las buenas series, son imprevisibles.

"En este 2019, ha habido más de 100.000 tuits sobre Fantasma. Este dato es muy curioso porque Fantasma, el lobo que acompaña a Jon Nieve, no es un personaje central ni protagonista y en toda la serie ha podido salir como máximo 8 veces y el público, que es muy impredecible, ha generado todo tipo de conversaciones. Desde memes, frases emotivas, frases de despedida", resume Arias de una actividad social en la que España se ha colocado como quinto país con más comentarios en la noche del final de 'Juego de Tronos'. Después de Estados Unidos, Brasil, Reino Unido y Francia.

La relevancia de las redes sociales para potenciar la experiencia televisiva ya es crucial. Sin redes sociales, 'Juego de Tronos' no hubiera alcanzado la misma visibilidad en España. La influencia social se construye con una buena táctica de inserción viral que aupa el interés general del producto, sobre todo si se logra despertar la percepción en Twitter de que esa serie o ese programa es un evento imperdible. Un acontecimiento que se hace más grande si tuiteas y participas en la catarsis colectiva que incitan sus tramas. Es la televisión que gana adeptos a través de especulaciones, debates y memes que favorecen el sentimiento de pertenecer a una comunidad... un detalle decisivo en televisión. Más aún si el espectador siente que tiene cierto poder tuiteando. Incluso para cambiar una historia que vive intensamente, ya sea de ficción pura... o de la pura realidad.

Ahora en Portada 

Comentarios