Lunes, 12.11.2018 - 19:49 h
Telediaria

La excusa del regreso de Isa Pantoja a la casa de GH: así Telecinco no baja la guardia 

El éxito de GH VIP 2018 también está en su habilidad para romper las reglas que sustentaban Gran Hermano. Ya no es tan importante la incomunicación, ya no hay normas rígidas respecto a nada. (Casi) todo vale para que las tramas del reality crezcan, para que el culebrón no cese.

Los concursantes tienen acceso a información del exterior cuando interesa al show y si hace falta rescatar un concursante estrella, pues se devuelve a la casa como si nada.

Llevaba tiempo especulándose con que Isa Pantoja, fichaje decisivo de esta edición para conseguir trasvase del éxito de Supervivientes a GH, podía retornar a Gudalix de la Sierra en cualquier momento.

Da igual que la "soberana" audiencia ya haya expulsado a la hija de la tonadillera Isabel Pantoja. Eso no importa, lo crucial es que siga alimentando el espectáculo.

Así que, para descolocar al personal, Pantoja ha sido reintroducida a la casa este jueves. Eso sí, sólo por una noche. La EXCUSA: celebrar su cumpleaños. La REALIDAD: introducir un elemento que impulse el interés del público en la gala del jueves y descoloca la previsibilidad del directo de la convivencia de las casa de Guadalix.

Aunque GHVIP 2018 ya sea un éxito consolidado, el programa no baja la guardia para mantenerse en el filo del 30 por ciento de cuota de pantalla. Es el prime time más fuerte de Telecinco y la productora Zeppelin maquina un acontecimiento semanal para que el formato no se estanque. Cada siete días, el formato introduce elementos que movilizan la atención de la audiencia. Porque en televisión para que avance el guion de la realidad es necesario un empujón de ideas que empujen hacia algún objetivo el formato, ya sea una prueba, una sorpresa o un fantasma.

En esta ocasión, el programa mete a la Pantoja para propiciar un reencuentro-choque con Asraf, con el que tuvo 'algo indeterminado' mientras estaba teniendo otra relación indetermiada con Omar. Pocos entienden la trama, pero funciona porque es el clásico trío amoroso con rostros de amor, celos e incongruencias.

Pero Pantoja simplemente pasará unas horas en Guadalix porque el programa no necesita dentro de la casa a la hija de la folclórica. Funciona mejor en plató, al lado de Omar. Otro personaje que ha descubierto el reality como ejemplo de esa picaresca nacional que exprime la tele con una mezcla de truhanería e inconsciencia que, combinada, se muta en una gran virtud para GH.

Ahora en Portada 

Comentarios