Martes, 16.10.2018 - 08:28 h
Telediaria

La grabación inédita de Chelo Vivares vistiéndose de Espinete: intríngulis del nacimiento de un mito

Enero. 1983. La actriz Chelo Vivares se enfunda, por primera vez, el disfraz de Espinete. Es una prueba de vestuario y, claro, el momento se graba para ver las posibilidades del puercoespín a través de la pequeña pantalla.

Pero sólo es un ensayo y las imágenes quedan olvidadas en el archivo de Prado del Rey.  Entonces, nadie imaginaba que esa grabación iba a sobrevivir al tiempo y esas tomas se alzarían como fenómeno en un invento llamado redes sociales.

Este lunes, RTVE ha lanzado los restos de esta grabación de aquella prueba de vestuario en la que se observa el instante en el que colocan la cabeza del famoso erizo rosa sobre Chelo Vivares, la actriz que supo dar una empática y traviesa vitalidad a este simple peluche. En los ochenta, ella nunca quiso fotografiarse con el muñeco, pues no quería romper la magia de la televisión. Magia que ahora se ha roto un poco, pero sólo para mostrar la trastienda de una televisión que era creativa artesanía.

Aunque, en realidad, el Espinete de la prueba de vestuario no era el Espinete verdadero que quedó en el recuerdo de tantas generaciones.

Al principio, TVE utilizó un disfraz originalmente creado para la televisión de Israel. Un traje que era más complejo. Así se puede ver en el vídeo como se movían sus dos brazos, el hocico y contaba con más aparataje. Pero no era tan rosa, ni tan práctico para la versatilidad que necesitaban los rudimentarios rodajes de aquellos viejos platós. 

Al final, Barrio Sésamo optó por un Espinete más sencillo, que aunque en fachada muy idéntico, no es el de estas imágenes que ha rescatado el archivo y que sólo sirvió para las dos primeras emisiones.

En este ensayo, Espinete y Don Pimpón, entonces llamado curiosamente como Pipón, incluso se arrancaron a cantar los "Doce Cascabeles tiene mi caballo". Lo nunca visto. Todo para experimentar con la movilidad de unos disfraces pensados para congeniar con los más pequeños.

Tres largas décadas después, Espinete ya no está en TVE. Los responsables de la cadena pública dicen que el mítico disfraz está en paradero desconocido. Se ha perdido. El patrimonio nostálgico de la industria audiovisual nunca se ha protegido en España. En otro país, en cambio, Espinete estaría tal vez en un museo. Quizá un museo de la televisión, quizá en un museo de marionetas o quizá un museo de trajes.

La última vez que se vio a Espinete fue en los viejos Estudios de Color de Prado del Rey, ya demolidos. Allí se guardaba atrezo y vestuario que ha tenido que ser destruido porque el edificio estaba contaminado por partículas de amianto. Ahí dentro se supone que estaba ese Espinete que se transformó en un icono televisivo inolvidable. Aunque, en verdad, no sólo había un disfraz de Espinete. Estaba la versión de los vídeos que ha compartido este lunes TVE y, después, se utilizaron dos erizos clónicos para las grabaciones, que se prolongaron hasta 1988.

Un Espinete probablemente está en un vertedero, donde se llevaron los restos de los Estudios de Color de TVE con el vestuario contaminado por el amianto. Pero, ¿y el otro? Expedientes X de la pequeña pantalla. Quién sabe, quizá, cualquier día aparece un Espinete escondido en algún lugar de Televisión Española, al igual que ha sucedido con estas imágenes que han aparecido por sorpresa. No serán las últimas, pronto el Archivo de RTVE divulgará una masterclass personal del día en el que el creador de los muppetsJim Henson, vino a España a enseñar cómo manejar las marionetas del programa... Será una catarsis para los nostálgicos de la generación EGB.

Ahora en Portada 

Comentarios