Martes, 26.05.2020 - 15:39 h
Telediaria

Susi Caramelo, humor en tiempos de confinamiento

"¡Buenos días gente! Por fin es domingo y podemos aprovechar para dormir un ratito más!". Lo ha escrito  Susi Caramelo en su perfil de Twitter durante el confinamiento. Ahora la cuarentena no le permite hacer esos reportajes que propulsaron su popularidad hace solo unos meses en alfombras rojas, pero su indómita corrosión se mantiene intacta en las redes sociales.

"Peña, no empecéis a enrollaros entre hermanos que ya sabéis que en la casa, todo se magnifica!!!", recalca, así, con muchas exclamaciones al final, en otro tuit como si el aislamiento pudiera convertirse en una teleserie estilo 'Los Serrano' en la que, al final, todo fuera un sueño.

Pero no, esto es la realidad. Y, mientras la televisión generalista no equilibra bien la diferencia entre sobreinformación e información, no hay que descuidar el humor, ya sea fino o grueso humor. Esa comedia que hace más digerible este proceso en el que vivimos y en el que la risa es una estimulante aliada que nos ayuda a continuar.

Y Susi provoca risas. A veces, incluso las risas de la maldad. La reportera más maliciosamente famosa de Movistar ha pillado el punto a esa corrosión de la contradicción existencial de una cuarentena que nos retrata: "¿ Cómo puede ser que me siga dando pereza tener que ir a sacar al perro?" reflexiona en la red, donde también anima al personal con un "Pensando en lo que no me voy a poner esta noche para salir de fiesta". Siempre lanzando el dardo hasta las últimas consecuencias. Siempre sin demasiados filtros. O eso parece.

En días en los que asusta conectarse a determinados canales de televisión y hay que entrar de puntillas a las redes sociales por miedo a sufrir los daños colaterales de leer, escuchar o ver a opinadores haciendo trinchera del dolor y la incertidumbre, por suerte la comedia es más democrática que nunca. Aunque los teatros estén cerrados y ya no existan alfombras rojas donde ir a hacer reportajes cómicos, aunque los rodajes se hayan parado, las redes sociales se han convertido en una gran herramienta para acompañar en una era en la que es tan difícil como necesario relativizar. Para lograr este objetivo, eso sí, hay que seleccionar muy bien qué nombres seguir en lugares como Twitter. O será fácil entrar en el bucle del sobresalto de la especulación gratuita a sólo un clic.

Seguir o no seguir, esa es la cuestión. Susi Caramelo puede ser una buena opción. Porque, da igual que sea en tele o en redes, mantiene intacta su personalidad. En este caso, torbellínica personalidad sin muchos complejos pero que, a la vez, entiende con una sutil sensatez su función en el proceso colectivo al que asistimos. El atino de la comedia también es servicio público.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING