Jueves, 13.12.2018 - 08:42 h
Telediaria

Telecinco y su habilidad para estirar la fórmula de éxito de GHVIP (sin que se note demasiado)

Telecinco necesita más Gran Hermano VIP, pero Gran Hermano VIP se acaba por Navidad. Solución: lanzar otro GH VIP, pero con una premisa diferente para refrescar el formato y atraer a la audiencia con la venta de una novedad: ahora el juego será por parejas. 

Pero en Telecinco no están para demasiados experimentos. Las últimas ediciones de la fórmula original de GH con personas anónimas pincharon en expectativas de resultados de audiencia que se esperaba de ellas. Así que la cadena con ADN italiano ha decidido estirar GHVIP sin quemar GHVIP. Ingeniosos son.

Tras el destacable éxito de Supervivientes en Telecinco invirtieron en un GHVIP que tuviera cierta continuidad con el reality de náufragos. Así se aseguraban un trasvase de público entre la isla y la casa de Guadalix, un trasvase de audiencia enganchada a los dimes y diretes que alimentan horas y horas de programación de la cadena.

Nada más empezar GHVIP ya no había que presentar las personalidades y vínculos entre el grueso de los concursantes, pues el reality arrancó y el presentador ya estaba 'arremangado' en el plató con requeteconocidas tramas abiertas: que si Isa Pantoja Chabelita enfrentada con su ex con el que había estado en Supervivientes y, ahora, estaba sentado en el sofá del estudio porque su novia era concursante de GH... Galimatías folclóricos-chonis que ríete de un culebrón de Galavisión.

Lección aprendida. El nuevo GH de parejas fijo que tirará de alguna trama abierta del predecesor GHVIP que, a su vez, ha seguido el hilo de Supervivientes. Como consecuencia, Telecinco se asegura estirar la gallina de los huevos de oro sin desgastar más de la cuenta la exposición de los conflictos de GHVIP 2018. Una edición que ha ido "como un pepino", que diría la presentadora del Canal 24 Horas de TVE Beatríz Perez de Aranda, porque el reality ha dado con las teclas de concursantes dispuestos a todo por el delirio de la fama, empezando por Miriam Saveedra, que entró como contrapunto telenovelero de Mónica Hoyos y ha terminado reinando en el concurso por ser la identificable excluida por el grupo y por su imparable carácter, que es toda una fábrica de memes.

Ahora Telecinco y la productora Zeppelin concretan un casting que esté al nivel y que guarde cierta continuación del éxito sin rival que ha supuesto esta edición de Gran Hermano. En términos de audiencia -en las galas del jueves el programa ha acariciando el vertiginoso 30 por ciento de cuota- y en términos empresariales, ya que la inversión rellena con la misma materia prima tres prime times completos, parte de otros dos prime time y, encima, genera debate para otros programas de la emisora como Sálvame, Viva la vida o Sálvame Deluxe.

Los realities son la gasolina de Telecinco. Antaño, GH original daba paso a GH VIP para pasar el testigo a Supervivientes. La maquinaria no se paraba. Ahora se repetirá la táctica con GHVIP que siembra la semilla de otro GHVIP por parejas que dejará un buen colchón al exitoso Supervivientes. Así la factoría de personajes adictos al conflicto del culebrón de la tele-realidad no baja la guardia. Telecinco no deja de crear su propio cotilleo, no deja de indignar, no deja de alimentar de polémicas superficiales a sus programas diarios, no deja de sostener su liderazgo con su sello de reality que aunque no lo quieras ver te atrapa porque no te deja indiferente.

Ahora en Portada 

Comentarios