Miércoles, 20.02.2019 - 19:31 h
Telediaria

Un AVE irrumpe a toda velocidad en el plató de 'Al Rojo Vivo': llega la información de 'acción'

La realidad aumentada ya es habitual en  Al Rojo Vivo. La nueva escenografía del programa dirigido por García Ferreras está diseñada para explicar los datos a través de recreaciones virtuales que intentan alcanzar ese golpe de efecto que rompe y dinamiza el ritmo de la tertulia, al mismo tiempo que impacta en la retina del espectador.

Ya no basta con una animación de un gráfico en tres dimensiones. No es suficiente. La realidad aumentada funciona especialmente cuando va envuelta de una historia con cierta intención dramática. Da igual lo muy breve que sea la animación virtual.

Así, esta semana, al informar en Al Rojo Vivo de los intereses comerciales de España con Arabia Saudí, la periodista Inés García nombró la palabra AVE y un AVE irrumpió en plató. Es más, salió a toda velocidad de un túnel que escondía la gran pantalla del fondo de la escenografía.

El AVE podía aparecer de una manera sutil, pero Al Rojo Vivo emula a una ficción de acción y casi levanta al espectador de su salón. El tren asalta el estudio como si fuera directo a por la audiencia. Sólo falta Bruce Willis para salvar a Ferreras. Esta propuesta pilla desprevenido al público que no se espera tal aparición virtual. Incluso la animación da la sensación de que el convoy levanta a una de las tertulianas, que está en el extremo de la mesa de debate del programa. El AVE roza su silla. Y crea ese efecto óptico, pues en ese instante la colaboradora del programa se mueve.

Es una tendencia internacional. La realidad aumentada ayuda a explicar de una forma más clara los datos que sostienen una información. Pero, si se arriesga y se realiza sin muchos complejos, también es una oportunidad para informar de una manera más atractiva. Porque la aparición del AVE a la Meca en el plató de Ferreras no aporta ninguna información, pero sí sirve de separador visual que da paso a los datos que después del cruce de trenes, se proyectan detrás de Inés García. Un input visual que despierta al público y moviliza su atención, lo que es perfecto para un formato de larga duración como Al Rojo Vivo. Lo logra por inesperado, por espectacular y porque aún no estamos demasiado acostumbrados a la realidad aumentada y, claro, nos asombra.

Es la información de 'acción", que se abre camino en la tele con ese golpe de efecto que huye de tabúes a la hora de utilizar con ingenio los trucos televisivos para enriquecer la información. Prácticas que empiezan a abrirse camino en España, pero en el ámbito internacional ya no son nada nuevas: la noticia pura y dura se alía con la mirada de guionista como aliciente para que los informativos crezcan, sean menos previsibles y se distingan del resto de competidores para atraer la curiosidad de un espectador que se las sabe todas, que vive absorto en una era de sobreinformación donde es más fácil perderse que encontrarse. 

Ahora en Portada 

Comentarios