Viernes, 15.12.2017 - 03:15 h

Los venezolanos se preparan para las peores Navidades
de su historia

En julio de este año, cada dólar se cambiaba en el
mercado negro de Venezuela por 9.000 bolívares
. La gente
estaba escandalizada porque meses antes estaba a 900
bolívares. Se había multiplicado por 10.

Pues bien. Desde el principio del verano hasta ahora, el dólar ha ido escalando y ya se cambia por casi 81.000 bolívares. De seguir así, antes
de las Navidades sobrepasará los 100.000 bolívares por dólar. Serán las peores Navidades en mucho tiempo, y hasta es posible que el país se sumerja en el impago, con lo cual perderá la escasa credibilidad que le
queda.


El mercado negro de dinero surge siempre que el mercado falla. O mejor dicho, cuando un país es atacado por dos males: inflación y escasez. De hecho, uno depende del otro. Cuando la inflación se desboca, la gente busca refugio en cosas más estables como comprar oro o comprar divisas
fuertes. Eso ocasiona que las divisas estables incrementen su precio.

En el caso de Venezuela, donde el chavismo ha arruinado la producción nacional, la mayoría de los bienes se importan y se pagan en dólares. Los ciudadanos tratan de obtener dólares en el mercado negro para evitar que sus ahorros se consuman, cosa que desde luego no pueden hacer los pobres.

¿Cuándo se desbocó el dólar? Cuando Maduro dio su golpe de estado. En verano. Concretamente en julio. Los venezolanos, como mostró Jordi Évole en su entrevista a Maduro, tienen que portar fajos de billetes que no valen casi nada.

El presidente sigue echando la culpa a las fuerzas económicas que quieren desestabilizar a Venezuela. Fuerzas externas que vienen de EEUU o de la guerra económica de la oposición. Pero es lo contrario: si Venezuela aún tiene dólares es porque su principal cliente, EEUU, le sigue comprando
petróleo y pagándolo en dólares. Si EEUU quisiera pagárselo en bolívares, le saldría esa factura por casi nada.

Los chavistas echan la culpa a la caída del precio del petróleo, ya que este se cotiza en dólares. El barril ha pasado de costar 100 dólares a una media de 50 dólares en pocos años. Pero eso afecta a todos los exportadores de petróleo como Arabia u Omán. ¿Por qué lo sufre más Venezuela?

Porque en 18 años de chavismo, el gobierno no ha sido capaz de fortalecer la producción nacional con otros bienes, ya que Venezuela no produce casi nada de lo que producía cuando los chavistas llegaron al poder en 1999. No ha podido crear riqueza. La ha arruinado.

Los venezolanos se preguntan si las cosas pueden ir peor. La respuesta es sí: irán peor. Mucho peor.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios