Domingo, 17.12.2017 - 05:24 h

¿Quién paga al abogado de Puigdemont, el fugado?

La justicia belga sigue creyendo en la 'leyenda negra'. Flandes sigue teniendo el resentimiento contra lo español heredado de la guerra de los ochenta años que enfrentó a la monarquía de los Austrias con sus súbditos en los llamados Países Bajos. Por eso cuando la democracia llegó a España, Bélgica siguió siendo un cierto refugio para los etarras. La tradición sigue y ahora Puigdemont y sus exconsellers fugados de la justicia española andan a sus anchas en territorio flamenco.

El juez flamenco tenía que decidir la extradición de Puigdemont el día 14. La estrategia del abogado del expresident era conseguir que se le devolviese a España con cargos menores, de manera que dejase al Juez Llarena con las manos atadas. Se sospechaba que no se podría juzgarle por los delitos de sedición y rebelión, o que estos casos resultaron muy atenuados; incluso el de malversación sería dudoso, si los anteriores no se calificaban adecuadamente.

Llarena, ante tal eventualidad, canceló la euroorden de detención. De esa manera Puigdemont queda en el limbo judicial europeo, mientras en España se le espera para detenerlo nada más llegue a la frontera. El abogado español de Puigdemont se felicitaba diciendo que era un
triunfo. Reír por no llorar
. Llarena ha roto el saque a la estrategia jurídica de la defensa.

¿Y ahora qué? No es de esperar que el rifirrafe jurídico acabe. Un abogado procesalista imaginativo siempre tiene recursos en el entramado garantista de la justicia occidental. En unos días es seguro que encuentra un mecanismo para dar un golpe de efecto que mantenga la tensión mediática. Al fin y al cabo eso le garantiza lo que más le importa: minutar la factura.

Según la RAE, minutar es, entre otras cosas, “escrito que expiden los abogados, procuradores, notarios y otros profesionales detallando sus honorarios”. Aunque la raíz de la palabra viene del latín medieval significa borrador o pequeño, su parecido a minuto asusta ¿Un abogado
cobra por cada minuto de su tiempo? Pues sí, y ¿quién paga en este caso?

La ANC (Asamblea Nacional Catalana) tenía 600.000 euros en cash dispuestos para pagar las fianzas de los detenidos en Madrid ¿Está también sufragando los gastos de los fugados en Bruselas? No está demostrado y, por eso no se puede asegurar. Pero si fuera así la situación
sería chusca.

El origen de los fondos de la ANC es variado, pero se sospecha que uno de ellos fue la Generalitat a través de vericuetos complejos. Si fuera así, se estaría dando la paradoja de que sería el FLA (Fondo de Liquidez Autonómica) del Estado español, es decir todos los contribuyentes, quienes estarían pagando los abogados de los fugados.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios