Miércoles, 15.08.2018 - 07:13 h

La cúpula del ICO y el misterio de cómo gastarse 1.700 euros al año en cafés y 'snacks'

Los trabajadores del Instituto de Crédito Oficial (ICO) andan revueltos a cuenta de una hoja sindical en la que se denuncia el insólito gasto en productos de 'vending' registrado en la planta noble de la institución. La información ha trascendido porque se recogía en el pliego de condiciones para el contrato de servicios de 'vending' del organismo público para el próximo ejercicio. En el mismo, y a modo de referencia, se señalaba que mientras la máquina de 'vending' de la primera planta de la sede de Madrid, donde desempeñan su función en torno a 300 trabajadores había incurrido en unos gastos de 33.000 euros - a razón de 100 euros por trabajador al año -; el servicio de la planta noble había generado una caja de 8.378 euros. El asunto es que en esa planta sólo trabajan cinco directivos, lo que arrojaba un gasto de 1.675 euros por directivo.

El contrato de servicio de vending de la sede madrileña del ICO, que en el periodo 2016-2017 ejecutó la empresa Selecta, se divide en dos segmentos. Un servicio de distribución y venta mediante máquinas de suministro en la zona donde está el grueso de la plantilla del instituto de crédito y un contrato de suministro de 'Mercaderías para Presidencia'. En el pliego de condiciones se establece que tanto en uno como en otro el inventario de productos será similar: café, zumo de naranja, agua, refrescos y productos sólidos, las clásicas bolsas de patatas, los sandwich, las chocolatinas y algún que otro producto 'sano'. La nota sindical sugiere que no habría razón lógica para semejante diferencia en los patrones de gasto de unos y otros, si no fuera porque el coste de los productos consumidos por los directivos está financiado al 100% por el ICO, mientras que en su caso éstos están subvencionados solo en un pequeño porcentaje. "Es díficil de entender por qué nosotros pagamos por nuestros refrescos y chocolatinas y ellos no. En el actual contexto de la denominada 'austeridad', la ejemplaridad y la imagen es esencial", concluye la nota, que recuerda que la Dirección del ICO decidió eliminar este año el tradicional regalo navideño a los empleados apelando a estos principios.

El ICO prefiere guardar silencio respecto a este asunto, aunque personas conocedoras de la dinámica cotidiana de la institución aseguran que ese volumen de gasto, que implica dejarse cerca de siete euros al día por directivo en productos de 'vending', es bastante explicable. Argumenta que en la planta noble de la sede madrileña del ICO se celebran diariamente encuentros institucionales, reuniones de trabajo y otro tipo de actos en los que se suelen utilizar estos productos como aperitivos o refrescos de cortesía y que ésa precisamente es la razón de que el contrato distinga entre el suministro habitual a través de las típicas máquinas de 'vending' y las 'mercaderías para Presidencia'.

La cúpula del ICO y el misterio de cómo gastarse 1.700 euros al año en cafés y 'snacks'

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios