Miércoles, 20.11.2019 - 07:40 h

Sánchez se apunta a la final de la Champions en el palco del Wanda

Pedro Sánchez no quiere perderse la final de la Champions League en el Wanda Metropolitano. El presidente del Gobierno en funciones ya está diseñando su agenda para los días posteriores a las elecciones municipales, autonómicas y europeas y ha decidido que presenciará en directo su segundo partido de fútbol desde que llegó a La Moncloa. El primero fue la final de la Copa Libertadores en el Bernabéu.

Será una semana ajetreada para Sánchez. Este domingo se anticipa una noche larga por los comicios. Trasnochará, por tanto, y su ilusión es volver a salir al balcón de Ferraz para festejar el resultado de los socialistas. En las horas posteriores arrancará la negociación con Unidas Podemos para lograr la investidura y poder conformar Gobierno, algo que no se anticipa sencillo por las pretensiones que ya ha anunciado Pablo Iglesias. Pero el sábado por la tarde hará un alto en el camino para acudir al partido de fútbol.

Moncloa, según cuentas fuentes del equipo de Sánchez, ha decidido aceptar la invitación de la FIFA y el jefe del Ejecutivo en funciones podrá presenciar desde una localidad privilegiada la finalísima entre el Liverpool y el Totthenham.

Sánchez no es muy de fútbol. Es más, no ha acudido desde que es presidente a ningún partido de un equipo español. En 2015, cuando era líder de la oposición, llegó a decir que declinaría una invitación para acudir al palco del Bernabéu. De momento ha cumplido su palabra.

Será, por tanto, la primera vez que Sánchez pise el Wanda Metropolitano en un partido oficial. Aunque su pasión es el baloncesto, el líder del PSOE siempre se ha definido como un aficionado del Atlético de Madrid. Tendrá, por tanto, la ocasión de poder disfrutar de la zona noble del estadio rojiblanco. 

Nada más llegar a La Moncloa, Sánchez tuvo un gesto con el mundo del fútbol. Uno de sus primeros actos tras ganar la moción de censura del pasado verano fue desplazarse hasta la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para despedir a la Selección Española que viajaba a Rusia para disputar el Mundial.

El recién elegido presidente se mostró "convencido" de que el combinado nacional tendría "una trayectoria extraordinaria" en la competición. No tuvieron mucho éxito y tuvieron que volver para España en octavos de final.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING