Martes, 21.11.2017 - 18:32 h
Hallazgo inesperado

Descubren un castillo de hace 3.000 años sumergido en un lago de Turquía

Los restos de la fortaleza pertenecientes a la civilización Urartu (siglo VIII y VII a. C.) se encontraron en las profundidades del Lago de Van.

Fotografía del lago de Van en Turquía.
El lago de Van en Turquía. / Wikimedia Commons.

Un grupo de científicos turcos ha descubierto los restos de un castillo de 3.000 años de antigüedad en el este del país, concretamente en el Lago de Van, el más grande de Turquía.

Las excavaciones fueron llevadas a cabo por la universidad de Van y el gobierno de la provincia turca Bitlis. Los investigadores que se sumergieron aseguran que los restos encontrados datan de la Edad de Hierro de la civilización Urartu, también conocida como el Renio de Van, que se asentaron en la zona entre el siglo VIII y VII a. C., según informan los medios turcos.

“Había un rumor de que podía haber algo escondido en el agua, pero la mayoría de los expertos en museos y arqueólogos nos dijeron que no encontraríamos nada”, explica el jefe de la expedición bajo el agua, Tashin Ceylan.

El Lago de Van, que se encuentra en la frontera con Irán, tiene un historia que se remonta a al menos 6.000 años de antigüedad. Fue creado tras una explosión volcánica del Monte Nemrut y sus aguas son ricas en carbonato sódico y otras sales extraídas por evaporación que son usadas como detergentes. 

¿Pero por qué se quedó sumergido el castillo? La respuesta radica en el nivel del agua del lago. Actualmente es 150 metros más alto de lo que era durante los tiempos de la civilización Urartu.

“Las civilizaciones viviendo en los alrededores del lago fundaron grandes ciudades y asentamientos mientras el nivel del agua fue bajo, pero tuvieron que dejar la zona con las crecidas”, explicó Ceylan a los medios.

Además de las paredes del castillo, en las profundidades del lago se ha encontrado una roca con forma de león. "Los expertos nos aportarán la descripción correcta de esta pieza", añade.

El descubrimiento supone una nueva atracción para un área plagada de visitantes. Se espera que miles de turistas y buceadores recalen en la zona para conocer su última joya.

la civilización urartu

Un pueblo que llegó hasta Siria

Urartu es uno de los primeros reinos de Armenia. Su apogeo histórico antiguo se dio en los siglos IX y VIII a. C. El idioma local era semejante al hurrita. La proximidad con la Asiria avasalladora produjo desde 1275 a. C. una fuerte influencia ideológica, literaria y técnica sobre Urartu. En los primeros momentos se agruparon en torno a una especie de reino confederado conocido como Nairi, pero hacia el 900 a. C., formaron una confederación bajo el gobierno de un monarca central.

Gracias a unas pocas inscripciones, sabemos que el primer monarca de Urartu era Arame, seguido por Sardur I. Otras permiten reconstruir su gran crecimiento territorial durante los reinados del mencionado Sardur I, Ishpuini y Menua, quienes lograron llegar hasta la cuenca baja del río Murat, por el oeste, el Araxes, por el norte, y al lago Urmía, por el sureste. Las técnicas asirias asimiladas tienen una buena muestra en el canal de Menua, de casi 30 km, que suministra agua de boca y riego desde el litoral sur del lago Van.

En las paredes rocosas del lago Van y en varias estelas de piedra, yacen escritos los anales de los reinados de Argishti I (bisnieto de Sardur I) y su hijo, Sardur II, en los que se narra la expansión hasta más allá de la gran curva del Éufrates, hasta la Comagene siria, con lo que consiguieron dominar la vieja ruta de suministros de materias primas como el hierro, desde el Tauro, el cual fue parcialmente dominado, hasta Asiria.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios