Jueves, 20.09.2018 - 01:07 h
Se estrena en 2018

'SlideWheel', el primer tobogán acuático dentro de una noria para girar sin parar

Un diseñador alemán ha creado el tobogán de agua definitivo: un laberinto de tubos que rotarán para descargar la máxima adrenalina posible.

Fotografía del 'Slidewheel', el primer tobogán noria del mundo.
El 'Slidewheel', el primer tobogán noria del mundo. / Wiegand Maelzer.

Si se pensaba que en el mundo de los toboganes de agua estaba todo inventado es que todavía nadie había puesto sobre la mesa la opción de incluir una rueda motorizada en uno de ellos.

Un diseñador alemán especializado en toboganes acuáticos ha creado el 'SlideWheel', el tobogán noria, que combina la diversión de un tobogán de agua convencional con el centro de gravedad en constante de cambio de una noria.

El resultado es un laberinto de tubos entrelazados unos con otros en una estructura rotatoria gigante. Los usuarios empiezan el viaje subidos en una balsa que no parará de cambiar de dirección.

Fotografía del 'Slidewheel', el primer tobogán noria del mundo.
El 'Slidewheel', el primer tobogán noria del mundo. / Wiegand Maelzer.

En cualquier otra atracción de este tipo el camino puede variar con curvas o torbellinos, pero siempre es hacia abajo. En este caso, antes de que a los participantes les dé tiempo a realizar varias bajadas, la atracción completa rota provocando el desconcierto.

Se supone que la atracción dura dos minutos, pero el hecho de verse de repente yendo hacia atrás o ni siquiera saber lo que está pasando en el interior de los tubos hace que parezca mucho más tiempo según los testimonios de las primeras personas en probarlo.

Capaz de cambiar de velocidad

"El tobogán noria puede ser utilizado como una atracción familiar, y en el minuto siguiente, cuando la velocidad aumenta un 5%, como una experiencia de pura adrenalina", tal y como explica Wiegand Maelzer, en una entrevista a la revista 'Attractions Magazine'.

"Esto es único y espectacular. Una atracción puede ser operada como tres diferentes al menos", añade.

El invento tiene 24 metros de altura y pesa más de 130 toneladas. Es capaz de acomodar 12 personas al mismo tiempo en cuatro balsas diferentes.

Si bien todavía está en pruebas, se espera que se instale por primera vez en un parque de atracciones en China en 2018, y a continuación en otro situado en las afueras de Múnich.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios