Condenan a 22 años y medio de cárcel a un anciano que asesinó a su novia en Barcelona

La Audiencia de Barcelona ha condenado a un anciano por asesinar con alevosía y ensañamiento a su novia en Barcelona, que le quería echar de casa, en julio de 2007, de acuerdo con el veredicto del jurado popular, que le consideró culpable. La mujer sufría síndrome de Diógenes y había sido atendida por los servicios sociales.

BARCELONA, 30 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Barcelona ha condenado a un anciano por asesinar con alevosía y ensañamiento a su novia en Barcelona, que le quería echar de casa, en julio de 2007, de acuerdo con el veredicto del jurado popular, que le consideró culpable. La mujer sufría síndrome de Diógenes y había sido atendida por los servicios sociales.

La sentencia considera probado que entre el 7 y el 11 de julio de 2007, Rafael J.R., de 68 años, golpeó 14 veces en la cabeza a su víctima, con un objeto "sólido y romo no identificado", causándole múltiples heridas contusas craneales. La agresión se produjo en su vivienda, en la plaza Sagrada Família.

La Fiscalía pedía 25 años de prisión para el Rafael J.R., ya que según su escrito, mató a la anciana tras una de sus habituales discusiones porque la mujer quería separarse de él y echarlo de casa, algo a lo que el acusado se negaba aduciendo que no tenía medios materiales ni a dónde ir.

Según la sentencia, el hombre se aprovechó de que la víctima, de 75 años, medía 1,61 centímetros y pesaba 52 kilos, y que su estado de salud física y mental "era precario", y estaba desarmada, para golpearla en el cráneo, la cara y las costillas, para así "asegurar el resultado" y para que ella no se pudiera defender.

Además, quiso aumentar "deliberadamente" su dolor causándole "males innecesarios" al fracturarle los huesos nasales y tres piezas dentales por su base y desgarrándole una oreja, entre otras heridas.

BARCELONA, 30 (EUROPA PRESS)

La Audiencia de Barcelona ha condenado a un anciano por asesinar con alevosía y ensañamiento a su novia en Barcelona, que le quería echar de casa, en julio de 2007, de acuerdo con el veredicto del jurado popular, que le consideró culpable. La mujer sufría síndrome de Diógenes y había sido atendida por los servicios sociales.

La sentencia considera probado que entre el 7 y el 11 de julio de 2007, Rafael J.R., de 68 años, golpeó 14 veces en la cabeza a su víctima, con un objeto "sólido y romo no identificado", causándole múltiples heridas contusas craneales. La agresión se produjo en su vivienda, en la plaza Sagrada Família.

La Fiscalía pedía 25 años de prisión para el Rafael J.R., ya que según su escrito, mató a la anciana tras una de sus habituales discusiones porque la mujer quería separarse de él y echarlo de casa, algo a lo que el acusado se negaba aduciendo que no tenía medios materiales ni a dónde ir.

Según la sentencia, el hombre se aprovechó de que la víctima, de 75 años, medía 1,61 centímetros y pesaba 52 kilos, y que su estado de salud física y mental "era precario", y estaba desarmada, para golpearla en el cráneo, la cara y las costillas, para así "asegurar el resultado" y para que ella no se pudiera defender.

Además, quiso aumentar "deliberadamente" su dolor causándole "males innecesarios" al fracturarle los huesos nasales y tres piezas dentales por su base y desgarrándole una oreja, entre otras heridas.

Ahora en portada

Comentarios