Condenado a 20 años por disparar a una amiga con la que creía tener una relación sentimental

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 20 años de prisión al hombre que mató de un disparo en la sien a una amiga suya, con la que creía tener una relación sentimental, durante una discusión en un piso del distrito de Sant Martí de la capital catalana. Además, deberá indemnizar a los familiares de la fallecida con 300.000 euros.

BARCELONA, 24 (EUROPA PRESS) La Audiencia de Barcelona ha condenado a 20 años de prisión al hombre que mató de un disparo en la sien a una amiga suya, con la que creía tener una relación sentimental, durante una discusión en un piso del distrito de Sant Martí de la capital catalana. Además, deberá indemnizar a los familiares de la fallecida con 300.000 euros. El crimen ocurrió la noche del 13 al 14 de agosto de 2006, cuando el procesado, Driss K., su amiga Malika H., y una prima de ésta, Meryem A. --todos ellos de nacionalidad marroquí--, fueron a varios bares del Port Olímpic de Barcelona con algunos amigos de la pareja. El jurado ha declarado probado que, sobre las 5.30 horas, Driss K., Malika H. y su prima fueron a casa del primero, en la calle Agricultura del barrio de Sant Martí de Provençals, y los dos primeros se enzarzaron en una discusión en el salón, mientras Meryem A. dormía en una habitación, de la que salió para poner paz entre la víctima y el acusado. Horas después, el acusado cogió un revólver para el que no tenía licencia, disparó a Malika H. en la sien sin darle tiempo a defenderse --como demuestra que la habitación no estuviera revuelta--, cubrió el cuerpo con una manta y se fue a comprar cocaína a Calella (Barcelona), donde fue detenido por los Mossos d'Esquadra. Los miembros del tribunal no consideraron que Driss K. --que mantiene una 'actitud violenta y despectiva ante las mujeres', según las forenses-- estuviera borracho y drogado cuando cometió el crimen ni que actuara movido por los celos al pensar que su amiga, con la que creía tener una relación sentimental, salía con un hombre.

Ahora en portada

Comentarios