Torbe: "De Gea, Muniain y yo vamos a denunciar a la chica que nos acusó"

El empresario de cine pornográfico, Torbe, afirma que la cárcel es muy dura y que allí coincidió con Francisco Granados, con quien corría todos los días, y con Luis Pineda.

En la segunda parte de la entrevista asegura que es inocente y se siente una víctima de los intereses de las mujeres que le denunciaron y que han testificado contra él. 

Torbe: "De Gea, Muniaín, Sisco y yo vamos a denunciar a la chica que nos acusó"
Torbe: "De Gea, Muniaín, Sisco y yo vamos a denunciar a la chica que nos acusó"

Segunda entrega de la entrevista que el programa Espejo Público de Antena 3 ha realizado al empresario del mundo porno Ignacio Allende, conocido como Torbe. El empresario fue detenido el pasado mes de abril y el juez decretó su ingreso provisional en prisión poco después. 

Torbe fue trasladado a la cárcel de Estremera, en Madrid. Ingresó en el módulo 3, el que está reservado para personas que nunca han pisado la cárcel, a pesar que está acusado de un delito muy grave incluso en prisión, el de abuso de menores. Torbe ha comentado hoy que en la cárcel coincidió con otros presos ilustres como Francisco Granados. Con él hacía deporte todos los días en el patio de la prisión aunque, asegura, que no hablaron de temas políticos no de las cuestiones que afectan al exconsejero del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Torbe dice que Granados le comentó en más de una ocasión que no sabía por qué estaba en prisión, que él era inocente. Otro compañero de patio ilustre los meses que Torbe pasó en prisión, fue Luis Pineda, responsable de Ausbanc. Con él, asegura, no mantuvo tanto trato como con Granados y lo califica de persona rara. Las chicas sólo querían ser famosas

El empresario que salió de prisión bajo fianza de 100.000 euros hace tan sólo unos días asegura que es inocente de todos los delitos que le imputan, y eso que son unos cuantos.

En un principio fue detenido tras ser acusado de agresión sexual y de corrupción de menores por grabar y distribuir vídeos pornográficos con ellos. el juez le envió a prisión provisional acusado de pornografía, trata de seres humanos, blanqueo de capitales y delitos contra la Hacienda Pública,

Pero Torbe se muestra tranquilo. Tiene muchas pruebas que corroboran sus coartadas. No ha hecho nada y que quienes le acusan sólo son mujeres que buscan la fama. Asegura que todas mienten y sólo buscan sus minutos de gloria en televisión.

A las acusaciones de trata de blancas responde que no es cierto. Dice que siempre venían chicas de manera legal y que sabían lo que tenían que hacer aquí. Primero se ponía de acuerdo con su contacto en los países del este, localizaba a las chicas y les enviaba un vídeo para que vieran lo que tenían que hacer.

La que estaba de acuerdo venía a España a rodar los bukkakes. Cobraban 12.000 euros por tres escenas en las que tardaban aproximadamente tres horas. Algunas no aguantaban y se iban, otras no querían repetir, pero la mayoría volvía al mes siguiente para grabar otras tres escenas. Torbe asegura que "estaban muy bien pagadas, 12.000 euros por tres horas de trabajo". Algunos de los implicados van a denunciar a la chica que les implicó

Torbe sigue en la entrevista hablando de su estancia en la cárcel. Dice que fueron unos meses muy duros en los que se sintió, a veces, solo. Aprovechó sobre todo para leer y también recibió la visita de amigos, familiares y de su novia. Pero muchos le han dado la espalda ahora que ha salido a la calle y la culpa, según él, la tienen lo medios de comunicación ya que todos creyeron las acusaciones y "nadie se cuestionó si era mentira y yo era inocente". 

Dice que de Gea, Muniain Y Sisco van a emprender acciones legales contra la joven que les acusó de abusar de ella y él mismo lo hará también. El empresario del porno asegura que "en esta historia yo soy la víctima, víctima de los intereses de unas mujeres."

Segunda entrega de la entrevista que el programa Espejo Público de Antena 3 ha realizado al empresario del mundo porno Ignacio Allende, conocido como Torbe. El empresario fue detenido el pasado mes de abril y el juez decretó su ingreso provisional en prisión poco después. 

Torbe fue trasladado a la cárcel de Estremera, en Madrid. Ingresó en el módulo 3, el que está reservado para personas que nunca han pisado la cárcel, a pesar que está acusado de un delito muy grave incluso en prisión, el de abuso de menores. Torbe ha comentado hoy que en la cárcel coincidió con otros presos ilustres como Francisco Granados. Con él hacía deporte todos los días en el patio de la prisión aunque, asegura, que no hablaron de temas políticos no de las cuestiones que afectan al exconsejero del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Torbe dice que Granados le comentó en más de una ocasión que no sabía por qué estaba en prisión, que él era inocente. Otro compañero de patio ilustre los meses que Torbe pasó en prisión, fue Luis Pineda, responsable de Ausbanc. Con él, asegura, no mantuvo tanto trato como con Granados y lo califica de persona rara. Las chicas sólo querían ser famosas

El empresario que salió de prisión bajo fianza de 100.000 euros hace tan sólo unos días asegura que es inocente de todos los delitos que le imputan, y eso que son unos cuantos.

En un principio fue detenido tras ser acusado de agresión sexual y de corrupción de menores por grabar y distribuir vídeos pornográficos con ellos. el juez le envió a prisión provisional acusado de pornografía, trata de seres humanos, blanqueo de capitales y delitos contra la Hacienda Pública,

Pero Torbe se muestra tranquilo. Tiene muchas pruebas que corroboran sus coartadas. No ha hecho nada y que quienes le acusan sólo son mujeres que buscan la fama. Asegura que todas mienten y sólo buscan sus minutos de gloria en televisión.

A las acusaciones de trata de blancas responde que no es cierto. Dice que siempre venían chicas de manera legal y que sabían lo que tenían que hacer aquí. Primero se ponía de acuerdo con su contacto en los países del este, localizaba a las chicas y les enviaba un vídeo para que vieran lo que tenían que hacer.

La que estaba de acuerdo venía a España a rodar los bukkakes. Cobraban 12.000 euros por tres escenas en las que tardaban aproximadamente tres horas. Algunas no aguantaban y se iban, otras no querían repetir, pero la mayoría volvía al mes siguiente para grabar otras tres escenas. Torbe asegura que "estaban muy bien pagadas, 12.000 euros por tres horas de trabajo". Algunos de los implicados van a denunciar a la chica que les implicó

Torbe sigue en la entrevista hablando de su estancia en la cárcel. Dice que fueron unos meses muy duros en los que se sintió, a veces, solo. Aprovechó sobre todo para leer y también recibió la visita de amigos, familiares y de su novia. Pero muchos le han dado la espalda ahora que ha salido a la calle y la culpa, según él, la tienen lo medios de comunicación ya que todos creyeron las acusaciones y "nadie se cuestionó si era mentira y yo era inocente". 

Dice que de Gea, Muniain Y Sisco van a emprender acciones legales contra la joven que les acusó de abusar de ella y él mismo lo hará también. El empresario del porno asegura que "en esta historia yo soy la víctima, víctima de los intereses de unas mujeres."

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios