No está dicha la última palabra

Catalá espera que se pueda reconducir la extradición de Puigdemont

El Ministro de Justicia cree que Alemania tiene que adecuarse lo máximo posible a lo que ya ha dicho el juez Llarena, porque lleva meses investigando.

Catalá pide a Rivera que no rompa el pacto para la Justicia por el CGPJ
El Ministro de Justicia Rafael Catalá Polo.

El Ministro de Justicia Rafael Catalá espera que se pueda reconducir la extradición de Puigdemont y que la decisión del Tribunal de Justicia alemán "se adecúe lo máximo posible a lo dicho por el juez español que instruye el caso y que lleva meses investigando", pues considera sería lo más razonable.

Catalá no comprende que la justicia alemana revise lo que la de nuestro país ya ha hecho pues, según él, esto "supone volver muchos años hacia atrás. Y es una incertidumbre que pensábamos que ya habíamos superado".

A la pregunta sobre si está dicha la última palabra sobre las condiciones en las que Alemania entregaría a Puigdemont, Catalá es tajante: "En absoluto. Queda mucho camino aún. Esperemos a la resolución final pero a Puigdemont se le reconoce la comisión de delitos muy graves". Una de las características del sistema judicial es que hay distintas fases y, por tanto, una vez se ha dicho algo no se sienta cátedra y es aún movible. "Como hay fases sucesivas, el fiscal puede aportar más información que pueden tomar en consideración los jueces alemanes".

En conversaciones con el fiscal General del estado, Catalá dice que este le comentó "que estaban satisfechos y que las cosas habían ido bien". Además, ha aclarado que la ministra de Justicia alemana le ha querido transmitir su preocupación por el malentendido que dice haberse creado en torno a su reacción tras la liberación del expresidente Catalán.

El ministro también se ha pronunciado acerca de la querella que quiere elevar Torrent tras que el juez Llarena no permita que Sánchez se presente a la toma de investidura: "Como no me gusta la decisión del juez, le presento una querella. Hombre, esas no son las reglas del juego democrático". Catalá considera un error gravísimo la querella a un juez y la amenaza por hacer su trabajo, y añade que "se están equivocando los que han optado por la vía del conflicto".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios