Un tribunal de Israel pone bajo arresto domiciliario al parlamentario árabe-israelí Basel Ghattas

El parlamentario fue arrestado la semana pasada por sospechas de que entregó de contrabando teléfonos a palestinos encarcelados por terrorismo.

El parlamentario hace frente a cargos por conspirar para cometer un crimen, fraude, violación de la confianza y violar órdenes del Servicio de Prisiones de Israel.

Ghattas tendrá que pagar 50.000 shekels (unos 12.420 euros) como garantía de que no violará los términos de su liberación, y será escoltado por cuatro agentes tanto en casa como en sus desplazamientos al Parlamento.

Asimismo, tiene prohibido abandonar el país durante un periodo de seis meses, según ha informado el diario local 'Yedioth Ahronoth'.

El fiscal general ha afirmado que Ghattas entregó varios sobres a presos que contenían doce teléfonos móviles, 16 tarjetas SIM, dos baterías de teléfono y cascos.

El parlamentario ha reconocido haber entregado los sobres tras ver las imágenes de las cámaras de seguridad, si bien ha dicho que no sabía lo que había en su interior.

Durante la jornada, Ghattas ha asegurado que "no lamenta" haber entregado los sobres a los presos. "Me reúno con ellos desde hace años e intento ayudarles sin violar la ley. Es mi deber ayudar a mi gente", ha remachado.

Ahora en portada

Comentarios