La juez deja en libertad a 12 ultras del Sevilla detenidos por agredir a hinchas de la Juventus

Dice que, a día de hoy, no se ha podido identificar al autor material del apuñalamiento al ciudadano belga que resultó herido grave

Los otros dos jóvenes detenidos fueron puestos en libertad tras declarar ante la Policía Nacional

La juez de Instrucción número 19 de Sevilla ha dejado este jueves en libertad con cargos a 12 de los 14 ultras del Sevilla detenidos por la agresión a aficionados de la Juventus de Turín registrada hace un mes en pleno centro de la capital hispalense en vísperas del encuentro que enfrentaba a ambos equipos en la Liga de Campeones, puesto que los otros dos detenidos fueron puestos en libertad directamente por la Policía Nacional.

De este modo, estos 12 detenidos han comparecido en la mañana de este jueves ante la juez Ana Escribano, que los ha dejado en libertad provisional porque "no se ha podido acreditar aún" quién fue el autor material del apuñalamiento al ciudadano belga que resultó herido grave en el transcurso de la agresión, ya que las víctimas no han podido identificarlo debido a que los agresores "iban con los rostros cubiertos".

En un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, la magistrada atribuye a los 12 detenidos presuntos delitos de participación en riña tumultuaria, desórdenes públicos y daños --la Policía les atribuyó también lesiones y pertenencia a grupo criminal--, todo ello al tiempo que acuerda librar oficio al Sevilla Fútbol Club a fin de que, en su caso, adopte las medidas que considere oportunas respecto de los socios que figuran entre los detenidos.

La juez relata que los detenidos, todos ellos pertenecientes al grupo de seguidores del Sevilla conocido con el nombre de 'Biris', se concentraron en la noche del 21 de noviembre, previa al partido que enfrentaba a Sevilla y Juventus, de manera que "prácticamente todos ellos iban cubiertos con pasamontañas, bragas o capuchas que no dejaban ver sus rostros" e iban ataviados con ropas oscuras "para dificultar su identificación".

ARROJARON PIEDRAS Y LADRILLOS

Según asevera, los detenidos "iban dispuestos a enfrentarse con los seguidores" de la Juventus y, sobre las 23,00 horas de ese día, se percataron de que varios aficionados del equipo italiano se encontraban en el interior de un local de la avenida Reyes Católicos, por lo que "comenzaron a atacar el establecimiento lanzando hacia el mismo todo tipo de objetos" como ladrillos o piedras, algunos de los cuales llegaron a penetrar en el local.

La juez relata que las personas que se hallaban en el interior del establecimiento lograron bloquear la puerta, por lo que los ultras del Sevilla abandonaron el lugar, no obstante lo cual volvieron cuando los aficionados de la Juventus salieron del local, y además provistos de palos, botellas, hierros y al menos un arma blanca, comenzando entonces una "reyerta".

En el transcurso de la "pelea", un ciudadano belga resultó gravemente lesionado tras ser apuñalado en el tórax y una pierna, lesiones "que hicieron temer por su vida" y por las que fue ingresado en un hospital, mientras que otro de sus acompañantes precisó de asistencia médica.

"IMPORTANTE ALTERACIÓN DE LA PAZ PÚBLICA"

No obstante, la instructora resalta que "no se ha podido acreditar aún si alguno de los detenidos fue quien causó las lesiones, sin perjuicio de lo que más adelante pudiera resultar a raíz de las investigaciones que aún siguen en marcha", añadiendo que "no existen imágenes del momento concreto de la agresión" y que las víctimas no han podido identificar al autor del apuñalamiento, pues los agresores "iban con los rostros cubiertos".

La juez considera que los investigados "causaron con sus actos violentos una importante alteración de la paz pública" y también provocaron daños en el local tasados en más de 2.000 euros.

Asimismo, y para justificar su puesta en libertad con cargos, la magistrada señala que, en este caso, los detenidos carecen de antecedentes penales por hechos semejantes, a excepción de uno de ellos que cuenta con una condena por lesiones, a lo que se suma que residen en España y que no pesa sobre ellos ninguna requisitoria judicial vigente.

NO EXISTE RIESGO DE FUGA

"Ello, unido a las penas que pudieran corresponder en su día por los delitos que hoy en día se les pueden atribuir de modo indiciario, no justifica la existencia de un riesgo de que eludan la acción de la justicia", afirma la juez, que considera que tampoco existe riesgo de reiteración delictiva ni de que puedan influir en fuentes de prueba "dado lo avanzado de la instrucción".

Todo ello, no obstante, "sin perjuicio de lo que pudiera acordarse en el momento en que resultara identificada la persona que produjo las gravísimas lesiones" al ciudadano belga, concluye la magistrada, que impone a los 12 detenidos la obligación de comparecer en el Juzgado los días 1 y 24 de cada mes, así como cuantas veces fueran llamados.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios