Dos detenidos por estafar a más de 500 personas a través de la venta online y por blanqueo de capital

Dos detenidos por estafar a más de 500 personas a través de la venta online y por blanqueo de capital

El pasado mes de agosto un vecino de una localidad burgalesa próxima a la capital denunció haber sido víctima de una estafa ya que meses antes había comprado a través de internet una cámara fotográfica que, a pesar de haber abonado su precio, nunca recibió, por lo que decidió anular el pedido y aunque la empresa admitió la anulación, nunca le reintegró el dinero.

Se abrió entonces una investigación y se localizó a la empresa fraudulenta cuya sede se encontraba en Madrid y desde donde operaba en toda España, además de que se comprobó que tenía una gran actividad.

Las pesquisas y colaboración con otros cuerpos policiales demostraron que había más casos similares repartidos por todo el territorio nacional, por lo que se puso en marcha la Operación 'Caveirao'.

En el marco de esta Operación, durante la fase de investigación se localizó una nueva sede, en la provincia de Madrid, donde se practicó un registro a las oficinas y se intervinieron dos ordenadores portátiles que tenían instalados programas de gestión y desde donde se tramitaban los pedidos.

Adicionalmente se obtuvo información relevante para el esclarecimiento de los hechos, que está siendo analizada y un sello, para estampación de la empresa.

Dos personas han sido detenidas además de que se ha identificado a otras tres, todos ellos como activos principales del entremado ilícito de estafa y blanqueo, al haberse detectado más de 500 personas perjudicadas; y se sospecha que el beneficio económico obtenido fraudulentamente durante el pasado año 2016 superaría los 1,20 millones de euros

La empresa era regentada por cinco personas y se dedicaba ala venta al por menor de toda clase de electrodomésticos y aparatos electrónicos, muchos de alta gama. A través de una página web ofertaban los productos y se realizaban las transacciones vía on line.

El comprador debía realizar el pago por adelantado del producto solicitado, siempre a través de tarjeta bancaria aunque nunca recibía el objeto adquirido y tampoco le era devuelto el dinero. Realmente la empresa carecía de almacén y de las existencias ofertadas.

La investigación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción 2 de Burgos y coordinada por el Área de Investigación del Puesto Principal Alfoz de Burgos.

Ahora en portada

Comentarios