Domingo, 19.11.2017 - 07:34 h

Aplazada al jueves la vista de extradición de un informático ruso a EEUU tras aportarse nueva documentación

Su defensa alega que los tribunales españoles tienen competencia para juzgarle porque son hechos cometidos en España

La Audiencia Nacional ha aplazado hasta el próximo jueves la vista prevista para hoy en la que se iba a estudiar la petición de extradición a Estados Unidos del informático ruso Piotr Levashov después de que su defensa haya presentado nueva documentación.

En el arranque de la vista de este viernes, Levashov, de 36 años y residente en San Petersburgo, se ha dirigido al tribunal para asegurar que de ser extraditado a Estados Unidos, que le reclama por su presunta injerencia en las últimas elecciones presidenciales en las que Donald Trump resultó ganador, le esperan "torturas" y un "trato inhumano".

La vista se ha suspendido a petición de la fiscal del caso, María Antonia Sanz, que ha pedido más días para poder estudiar la documentación aportada por la representación procesal del acusado, solicitud a la que ha accedido el tribunal.

Dicha información hace referencia a una serie de documentación oficial que viene a demostrar que hay afectados en España por el 'botnet' informático creado presuntamente por el afectado y que consiste en una infraestructura cibernética en forma de red de ordenadores con la que controlaba a miles de personas sin que estas lo supieran.

La comisión de estos delitos coincidió con la presencia en España de Lashov y afectarían a ciudadanos españoles, motivos alegados por su defensa para exponer que esta causa es de competencia española. Además ha afirmado que existe por parte de Washington motivaciones políticas en esta solicitud de extradición.

NUEVA SOLICITUD DE EXTRADICIÓN

Su letrado también ha expuesto ante el tribunal de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal que habían recibido una nueva solicitud de extradición del consulado de Rusia aunque desconocen los motivos ni los hechos de la misma.

Con la infraestructura cibernética en forma de 'botnet' o red de ordenadores, el acusado controlaba así a sus víctimas de forma remota, sin conocimiento de sus propietarios, a través de servidores de comando y control utilizados generalmente para la ejecución de actividades ilícitas.

En este caso, el detenido controlaba la conocida 'botnet Kelihos', formada por cientos de miles de ordenadores distribuidos internacionalmente y a través de la cual no sólo sustraía todo tipo de credenciales de carácter personal de los ordenadores, sino que también la usaba para distribuir 'spam' y para infectar con software malicioso.

El acusado fue detenido en Barcelona el pasado mes de abril cuando se encontraba de vacaciones con su mujer y su hijo. El sospechoso fue puesto a disposición de la Audiencia Nacional un día después, cuando la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3, Carmen Lamela, ordenó su ingreso en prisión provisional hasta que se resolviese la petición de extradición.

Ahora en portada

Comentarios