El barrio del 'Príncipe' y su verdadera realidad: paro y delincuencia

  • Uno de los barrios más peligrosos de Europa. Así se describía hace unos años al Príncipe Alfonso, barriada de la ciudad de Ceuta que ha vuelto al punto de mira por la operación anti-yihadista.
  • Representantes vecinales explican que la 'desocupación' de los jóvenes y la dejadez institucional provoca que el Príncipe se convierta en un foco de captación de yihadistas.

Uno de los barrios 'más peligrosos' de Europa. Así se calificaba hace unos años a la barriada de Príncipe Alfonso, situada en la ciudad autónoma de Ceuta. El Príncipe se ha convertido en el punto de mira después de que el pasado sábado se produjera una operación anti-yihadista y se detuviera a cuatro hermanos cuyos domicilios se encuentran en el barrio, que limita con la frontera marroquí.

Sus residentes están hartos de que se haya convertido en el centro de todas las miradas solo por las operaciones yihadistas. La 'desocupación' de los jóvenes provoca que en muchas ocasiones se produzcan situaciones como la vivida en la madrugada del sábado, cuando, en el marco de la operacion 'Chacal', el Cuerpo Nacional de Policía detenía a estas dos parejas de hermanos -tres ya están en prisión preventiva y uno ha sido puesto en libertad-.Más operaciones contra el yihadismo

Pero no es la primera operación contra el yihadismo que se pone en marcha en la barriada. Ya el 21 de junio de 2013 fueron detenidas ocho personas -relacionadas entonces con Al Qaeda-, en uno de los mayores operativos que se recuerda en el Príncipe contra el terrorismo y que se llevó a cabo de forma conjunta entre el CNP y la Guardia Civil.

Desde el Ministerio del Interior se lleva trabajando desde hace años e investigando las posibles captaciones que se pudieran hacer para la yihad en la zona, al igual que ocurre en otros puntos de España. Pero muchas noches han sido las que los Cuerpos de Seguridad han tenido que enfrentarse a apedreamientos y a los gritos de 'Allahu Akbar' -Alá es grande-. 'Y eso no se cuenta'.Se sienten abandonados

Desde el Príncipe se sienten solos, según explica el presidente de la asociacion de vecinos del barrio, Abdelkamil Mohamed. Con el último programa de televisión sobre la barriada, 'En tierra hostil', de Antena 3, se ha demostrado que la zona está llena de problemas a los que es necesario ponerles solución.

'Dejadez institucional, marginación, falta de oportunidades...' son aspectos que 'están abriendo una brecha en la ciudad bastante difícil de digerir', lamenta Mohamed. 'Tenemos que unirnos todos para buscar soluciones efectivas'.

Ya no solo es el desempleo, que azota especialmente a uno de los barrios más poblados de Ceuta -hay unas 12.000 personas censadas-, sino la falta de formación de la mayoría de los jóvenes, que encuentran en la delincuencia y en el tráfico de drogas una forma 'fácil' para salir de sus problemas. 'Una barriada de 12.000 habitantes como es El Príncipe cuenta con las tasas de paro y de fracaso escolar más altas de Europa, fundamentalmente en lo referente al paro juvenil', relata.La pérdida de esperanza de los jóvenes

De ahí que los jóvenes hayan perdido la esperanza y sean 'presas fáciles para bandas delictivas'. 'Todas las cadenas de televisión se preguntan por qué se van los jóvenes. ¿Se ha hecho nuestro Gobierno -en referencia al Ejecutivo ceutí- esa pregunta? ¿Se ha pensado al menos en una solución?', lamenta el presidente vecinal.
Los tiroteos en el barrio se registran muy a menudo. 'Nadie viene a contarlo; a nivel nacional saltan las alarmas pero por el yihadismo, si aquí matan a alguien inocente, nadie viene y lo cuenta...', critican otros representantes vecinales.

El Gobierno de la Ciudad, dirigido por Juan Jesús Vivas, y la Delegación de Gobierno, cuyo máximo cargo ostenta Francisco Antonio González Pérez, han anunciado en incontables ocasiones actuaciones para erradicar de raíz estos problemas.

Sin embargo, según la asociación, estas actuaciones no llegan. Están 'asombrados' por la 'falta de capacidad, liderazgo y compromiso para gestionar nuestra ciudad de la que la barriada forma parte, les guste o no', aseguran desde la Junta.A los problemas sociales se unen los urbanísticos

El problema en la barriada no solo es social, sino también urbanístico. Las estrechas calles, la construcción de viviendas ilegales y la falta de un proyecto para llevar a cabo reformas estructurales han hecho de la zona una 'ratonera' en la que en muchas ocasiones se quedan 'atrapados' los servicios de emergencia y de seguridad. Buen ejemplo de ello es el del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento. Sin embargo, desde la asociación de vecinos insisten.

No hace mucho tiempo, eran recibidos con pedradas, incluso se les tendían emboscadas quemando contenedores. También los autobuses urbanos se han visto afectados por estas prácticas. Pero son solo 'unos pocos' los que manchan la buena imagen de 'muchos'.

El Plan de urbanización y remodelación del Príncipe Alfonso está 'en vía muerta'. Se han acometido obras por ejemplo en la mejora del saneamiento en las dos vías principales de la barriada, pero se han olvidado las necesidades del resto. O así lo sienten los representantes vecinales.'El Príncipe está peor que nunca'

'El Principe está peor que nunca, las infraestructuras se han quedado obsoletas, las redes de saneamiento desembocan en vaguadas de las zonas colindantes' y las quejas se multiplican a diario por la 'obstrucción de las redes de saneamiento'. Los representantes vecinales hablan también de fugas de agua potable, falta de presión en las viviendas o calles a las que la red de agua no llega.

En lo que a electricidad se refiere las instalaciones del barrio tampoco se encuentran en las mejores condiciones posibles, según señalan estos mismos responsables -hace unos días se produjo un incendio en una de las calles, en la Agrupación Norte por unos cables enganchados de forma ilegal a la red-.

Las necesidades básicas son más que visibles en el Príncipe. Son muy numerosas las familias que sobreviven gracias a las ayudas de alimentos del 'economato social'. 'Es triste y vergonzoso ver que los intereses de unos pocos son más importantes que los de una gran parte de la ciudadanía'.La serie de Telecinco y el salto a la 'fama'

El Príncipe Alfonso empezó a hacerse 'famoso' con la serie que cosechó tantos éxitos a Telecinco y cuya segunda temporada ya está rodándose. La ficción se ha convertido en uno de los reclamos para intentar conocer más de cerca el barrio. Pero nada más lejos de la realidad. Es ficción, buena, pero ficción.

Los protagonistas visitaron unos días Ceuta y rodaron escenas a las afueras de la barriada y no tuvieron ningún problema. 'No entendemos el por qué de tanto maltrato hacia el Príncipe; es una buena serie sí, pero hay que contarlo todo, no solo el tema de las drogas...', dicen.Los vecinos presentan infinidad de propuestas a la Ciudad

La asociación de vecinos dirigida por Mohamed ha llevado a cabo infinidad de propuestas para el barrio, pero no han recibido respuesta. Incluso cuando lainformacion.com llamó al presidente vecinal, estaba a punto de solicitar ayuda de nuevo a uno de los consejeros del Ejecutivo local.

Desde el Príncipe piden seriedad. Que se les escuche, que se tenga en cuenta que 'son unos pocos' los que hacen 'daño a muchos' y a la imagen del barrio, insisten sobre todo en este punto.

Solo piden vivir tranquilos, sin robos, tiroteos y con unos servicios básicos mínimos. Solicitan una mejor vida para las generaciones futuras y que nadie se olvide de que ellos son españoles y ceutíes. 'Y con gran honor'. 'Musulmanes y españoles; no todos somos iguales' -en clara referencia a las personas del barrio que han ido a Siria a hacer la yihad, en total, se cuenta una veintena-. 'Solo pedimos que se nos tenga en consideración; no todos somos malos, solo hay unas cuantas manzanas podridas', explica un vecino del barrio.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios