CANAL. LA FISCALÍA PIDE PRISIÓN BAJO FIANZA DE UN MILLÓN DE EUROS PARA LÓPEZ MADRID

Los fiscales Anticorrupción del caso `Lezo´ han pedido el ingreso en prisión del consejero delegado de OHL, eludible bajo fianza de un millón de euros. Está investigado por pagar presuntamente una comisión de 1,4 millones de euros al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González por la adjudicación del tren de Navalcarnero que no llegó a construirse.
El ministerio público también piden prisión para el expresidente madrileño que ha declarado este viernes ante el juez Eloy Velasco durante cerca de tres horas, en las que se ha limitado a negar los hechos que se le imputan.
Entre otros asuntos, el juez le achaca irregularidades en la gestión del Canal de Isabel II, en concreto la compra en 2013 por Inassa, filial sudamericana de la empresa del agua, de la compañía brasileña Emissao Engenharia e Construçoes, por un precio muy superior a su valor real, que supuso una pérdida de 25 millones de dólares para la empresa pública madrileña.
González ha negado también haber cobrado comisiones por la construcción de un campo de golf en los terrenos del Canal en el centro de Madrid y por la adjudicación de tren de Navalcarnero que nunca se construyó. En estos asuntos también participaron su hermano, Pablo, y a su cuñado, Juan José Caballero, que también han comparecido hoy ante el juez y se han acogido a su derecho a no declarar.
El magistrado ha ordenado el ingreso en prisión incondicional para Edmundo Rodríguez Sobrino, considerado hombre fuerte en Latinoamérica del expresidente madrileño Ignacio González. Desde la Audiencia Nacional ha sido trasladado a la prisión de Soto del Real, en Madrid.

Los fiscales Anticorrupción del caso `Lezo´ han pedido el ingreso en prisión del consejero delegado de OHL, eludible bajo fianza de un millón de euros. Está investigado por pagar presuntamente una comisión de 1,4 millones de euros al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González por la adjudicación del tren de Navalcarnero que no llegó a construirse.
El ministerio público también piden prisión para el expresidente madrileño que ha declarado este viernes ante el juez Eloy Velasco durante cerca de tres horas, en las que se ha limitado a negar los hechos que se le imputan.
Entre otros asuntos, el juez le achaca irregularidades en la gestión del Canal de Isabel II, en concreto la compra en 2013 por Inassa, filial sudamericana de la empresa del agua, de la compañía brasileña Emissao Engenharia e Construçoes, por un precio muy superior a su valor real, que supuso una pérdida de 25 millones de dólares para la empresa pública madrileña.
González ha negado también haber cobrado comisiones por la construcción de un campo de golf en los terrenos del Canal en el centro de Madrid y por la adjudicación de tren de Navalcarnero que nunca se construyó. En estos asuntos también participaron su hermano, Pablo, y a su cuñado, Juan José Caballero, que también han comparecido hoy ante el juez y se han acogido a su derecho a no declarar.
El magistrado ha ordenado el ingreso en prisión incondicional para Edmundo Rodríguez Sobrino, considerado hombre fuerte en Latinoamérica del expresidente madrileño Ignacio González. Desde la Audiencia Nacional ha sido trasladado a la prisión de Soto del Real, en Madrid.

Ahora en portada

Comentarios