Fujimori, condenado a seis años de prisión en su último juicio

LIMA (Reuters) - El ex presidente peruano Alberto Fujimori fue condenado el miércoles a seis años de prisión por cargos de soborno y espionaje telefónico a opositores, tras haber admitido su culpabilidad en lo que es el último proceso judicial por el que fue extraditado de Chile.Fujimori, de 71 años, ya tiene una condena de 25 años de prisión acusado de violación a los derechos humanos en la guerra sucia entre militares y guerrilleros izquierdistas en los inicios de su Gobierno en la década de 1990.Según las leyes locales, las sentencias en Perú no son acumulables y se cumple la máxima condena.El ex presidente recibió la condena aparentemente tranquilo pues ya había aceptado los cargos, con lo que el juicio terminó de forma anticipada, sin un desfile de decenas de testigos.Para analistas, de este modo evitó la exposición pública de las acusaciones en su contra para proteger a su heredera política, la diputada Keiko Fujimori, que ha sido declarada candidata presidencial para las elecciones del 2011.Keiko Fujimori, que está entre los favoritos en las encuestas de intención de voto, ha afirmado anteriormente que podría indultar a su padre si sale elegida presidenta.Tras la sentencia, Fujimori, que ha dicho que no confía en la justicia peruana, pidió la nulidad del proceso.

LIMA (Reuters) - El ex presidente peruano Alberto Fujimori fue condenado el miércoles a seis años de prisión por cargos de soborno y espionaje telefónico a opositores, tras haber admitido su culpabilidad en lo que es el último proceso judicial por el que fue extraditado de Chile.Fujimori, de 71 años, ya tiene una condena de 25 años de prisión acusado de violación a los derechos humanos en la guerra sucia entre militares y guerrilleros izquierdistas en los inicios de su Gobierno en la década de 1990.Según las leyes locales, las sentencias en Perú no son acumulables y se cumple la máxima condena.El ex presidente recibió la condena aparentemente tranquilo pues ya había aceptado los cargos, con lo que el juicio terminó de forma anticipada, sin un desfile de decenas de testigos.Para analistas, de este modo evitó la exposición pública de las acusaciones en su contra para proteger a su heredera política, la diputada Keiko Fujimori, que ha sido declarada candidata presidencial para las elecciones del 2011.Keiko Fujimori, que está entre los favoritos en las encuestas de intención de voto, ha afirmado anteriormente que podría indultar a su padre si sale elegida presidenta.Tras la sentencia, Fujimori, que ha dicho que no confía en la justicia peruana, pidió la nulidad del proceso.

Ahora en portada

Comentarios