Ayuntamiento controlará con pruebas de ADN obligatorias los excrementos caninos en las calles

Anuncia un plan de medidas extraordinarias para limpiar las calles tras ganar el litigio que tenía abierto contra CESPA

Ayuntamiento controlará con pruebas de ADN obligatorias los excrementos caninos en las calles

El Ayuntamiento de Alcobendas ha anunciado que avanza en su proyecto de controlar con pruebas de ADN obligatorias la presencia de excrementos caninos en las calles del municipio.

Se trata de una de las medidas del plan de medidas extraordinarias entre 2017 y 2018 que ha presentado esta mañana el Consistorio para mejorar la falta de limpieza en algunas calles, después de que los tribunales le hayan dado la razón en el litigio que mantenía abierto contra la empresa concesionaria, CESPA. A partir de ahora, será ACCIONA quien tome las riendas de la gestión del contrato.

Al problema aún no solucionado de la presencia de excrementos sólidos de perros, se suman ahora los líquidos. El Ayuntamiento pondrá en marcha una campaña de concienciación entre dueños de perros para evitar que sus mascotas ensucien las calles. A las tradicionales bolsitas que se entregan las oficinas de los distritos, se suman ahora envases para mezclar agua y vinagre y eliminar el olor de los orines. Se producirán 2.000 botellas plegables, en las que los usuarios tendrán que hacer la mezcla, a partes iguales, de agua y vinagre.

Entre las medidas del plan también se encuentran la creación de una Mesa de Trabajo por la limpieza en Alcobendas, presidida por el alcalde y conformada por las áreas de medio ambiente, contratación, economía y asesoría jurídica; y la limpieza de manchas en el distrito Centro.

De hecho, desde el lunes dos hidrolimpiadores, una baldeadora y una fregadora, están realizando jornadas extraordinarias de limpieza con jabón desengrasante en las aceras centrándose fundamentalmente en la limpieza de manchas. Además, el alcalde ha señalado que destinarán un presupuesto adicional para "poner a punto" las calles de la ciudad. Un presupuesto que estará cerca del millón de euros.

Por otro lado, se aplicarán productos antideslizantes y protectores de suciedad. Esta semana empezará a aplicarse un producto especial que evita el alto grado de penetración de suciedad de algunas baldosas de numerosas calles del Distrito Centro. Solo en este distrito conviven 36 tipos de baldosas diferentes.

"Además de que estéticamente no es la opción más idónea, eso provoca que las calles más céntricas del casco histórico se ensucien de manchas con mayor rapidez", han señalado. Un ejemplo es la calle Capitán Francisco Sánchez, que tiene un tipo de baldosa que provoca que cada vez dure menos la limpieza que se realiza. El Ayuntamiento ha destinado un presupuesto adicional a esta acción y se plantearán cambios de baldosas en el futuro.

También se llevará a cabo una limpieza extraordinaria de islas ecológicas y contenedores y se actualizará la instrucción técnica de infraestructuras del Ayuntamiento. Asimismo, el Ayuntamiento está revisando la actual Ordenanza de Limpieza que incidirá en la normativa de la Unión Europea basada en el comportamiento responsable de los ciudadanos, que son el primer eslabón para garantizar la limpieza y el reciclado de residuos.

"Esto no debe ser una guerra entre los vecinos y el Ayuntamiento, sino un equipo; igual que nosotros fallamos, a veces los ciudadanos también. Yo distingo entre el ciudadano que solo habla de sus derechos y los que hablamos de derechos y deberes. Hay que reforzar la idea de que la limpieza se logra entre todos, que limpieza llama a limpieza y que no es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia. Vamos a aumentar los recursos y medios destinados a la limpieza, pero también vamos a sancionar", ha dicho el alcalde, Ignacio García de Vinuesa.

La Ordenanza incidirá además en los horarios de recogida de residuos sólidos. "Seamos sinceros: aquí cada uno baja la basura cuando considera y sin consideración con los demás. Así que vamos a recordar que no se depositarán basuras en los contendores antes de las 21 horas", ha subrayado.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Alcobendas contará de nuevo en 2018 con 44 operarios que se sumarán a la plantilla de limpieza y mantenimiento de las zonas verdes. Ya este verano se ha podido ver los resultados de su trabajo.

Además, en el presupuesto de 2018, se destinará una partida específica para quitar "malas hierbas" pues el sistema de eliminación sin herbicidas no es rápido ni eficaz. También se están instalando nuevas papeleras de las que hasta cien, tendrán cenicero. Además, el Ayuntamiento repartirá una vez más ceniceros portátiles.

Por otro lado, en las entradas y salidas de los colegios, se reforzará la presencia de papeleras que además serán decoradas con motivos infantiles que llamen a la acción "por una ciudad más limpia entre todos". Además, a través del Aula de la Naturaleza se diseñarán acciones específicas para ir a los colegios y concienciar a los padres a través de los niños de los estragos que causa la basura en la calle.

El Ayuntamiento también está estudiando distintas fórmulas que permitan la eliminación de chicles con mayor efectividad que la actual que requiere muchas horas por cada mancha de chicles.

UN LITIGIO DE AÑOS

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid y el Tribunal Supremo han puesto fin a más de tres años y medio de litigio por el contrato de gestión de servicio público de recogida de residuos sólidos urbanos y limpieza viaria adjudicado el 4 de marzo de 2014 a ACCIONA SERVICIOS URBANOS, S.L. Esta empresa no pudo ser adjudicataria, al admitir el Tribunal Administrativo de la Comunidad de Madrid el recurso de la anterior, CESPA (Ferrovial).

Las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y del Tribunal Supremo dejan sin efecto la adjudicación del contrato a CESPA (Ferrovial), a la que obligó el Tribunal Administrativo de la Comunidad de Madrid. Ahora, será ACCIONA SERVICIOS URBANOS, S.L. quien tome las riendas de la gestión del contrato de mayor complejidad técnica, administrativa y jurídica de la ciudad tras dar los tribunales la razón al Ayuntamiento.

Desde el año 2013 en que se licitó el concurso, Alcobendas ha crecido en habitantes (de 112.000 a 115.000), en empresas, comercios y restaurantes y en kilos de residuos sólidos urbanos (de casi 38 millones en 2013 a 41 millones en 2016) y el Ayuntamiento, por seguridad jurídica, no ha podido actualizar ningún aspecto del contrato.

El alcalde de Alcobendas lamenta que "los mayores perjudicados de esta situación han sido, sin duda, los vecinos de Alcobendas". "Estos no es una justificación para la suciedad de algunas calles, pero explica por qué la misma empresa con la que Alcobendas ha trabajado durante largos años no haya actuado como esperábamos", ha dicho.

De hecho, el Ayuntamiento, en este tiempo, ha puesto en marcha procedimientos sancionadores y descuentos por insuficiente calidad del servicio a CESPA (por valor de hasta 100.000 euros). "Un control de calidad que continuará ahora vigilando la gestión de ACCIONA", ha confirmado García de Vinuesa.

La nueva gestión que incluye en su propuesta, además de la gestión diaria, realizar hasta 52 jornadas de limpieza de choque, limpiezas extraordinarias tras la realización de eventos e intensificar la labor de limpieza en la zona del Polígono Industrial. Contará con un servicio de acción inmediata todos los días del año en turno de día, mejorando la frecuencia de recogida de vidrio y enseres. Acciona ampliará también el suministro de contenedores para nuevas actividades o usos residenciales y duplicará las campañas informativas y de concienciación en materia de civismo y limpieza.

Ahora en portada

Comentarios