El 'Compromiso de Madrid' aboga por mecanismos contra la corrupción, que "carcome el Estado de derecho"

"No acabaremos con las violencias urbanas ni construiremos una convivencia positiva si no ponemos fin a las relaciones de dominio y desigualdad"

El Foro Mundial contra las Violencias Urbanas ha sido clausurado con el 'Compromiso de Madrid de Ciudades de Paz', diez puntos entre los que se incluye la necesidad de implantar mecanismos que acaben con la corrupción, que "socava la democracia, carcome el Estado de derecho y destruye valores éticos y espirituales, como los de la solidaridad y la justicia".

"Muchas de las causas de las violencias urbanas se explican por los procesos de corrupción" que, según la declaración de Madrid, "es evitable". Se combate "con mecanismos de control ciudadano y transparencia en la gestión local".

Los gobiernos locales y las organizaciones de la sociedad civil adheridos a la declaración se comprometen además a defender la paz frente a la guerra, primer punto del Compromiso de Madrid.

"La guerra es la máxima expresión de las violencias y las ciudades no pueden ser sus escenarios", apuntan en un texto en el que celebran el enfoque anunciado por Naciones Unidas centrado en la prevención de los conflictos bélicos y en el sostenimiento de la paz como principal respuesta.

El segundo punto exhorta a los gobiernos estatales a crear, implantar y supervisar planes de acción para la prevención de violencias, en estrecha colaboración con los locales, lo que pasa por aumentar la colaboración y el intercambio de información entre administraciones, además de supervisar el cumplimiento de los tratados internacionales y las leyes que protegen los derechos humanos.

Desarrollar planes de acción local para hacer frente a las violencias urbanas y educar para la paz se incluye en los compromisos para que en el próximo Foro Mundial, dentro de dos años, se pueda construir una Agenda Local sobre violencias urbanas y educación para la convivencia.

POLÍTICAS DE EQUIDAD

El desarrollo de esos planes locales implica el fomento de políticas de equidad e inclusión, punto quinto del Compromiso de Madrid, dado que la desigualdad es "uno de los grandes desafíos de las sociedades actuales en todo el mundo". "No acabaremos con las violencias urbanas ni construiremos una convivencia positiva si no ponemos fin a las relaciones de dominio y desigualdad", han plasmado. Dichos programas deberán ser elaborados con la participación de la sociedad.

El punto sexto se dedica a las políticas de cuidados ante el abandono de ancianos, la soledad de los niños o la exclusión de personas con discapacidades, violencias presentes en las ciudades.

"Las tareas del cuidado, tradicionalmente atribuidas a las mujeres, deben ser visibles, universales y socializadas a través de la acción de la comunidad porque no puede haber igualdad real entre los géneros si no se cuenta con política de los cuidados", argumenta el texto. Para eso es necesario más programas de prevención en Primaria y más apoyo a las víctimas de las violencias.

El Compromiso de Madrid incluye el impulso de instrumentos de mediación y concertación social desde las administraciones locales para resolver los conflictos de manera no violenta, así como programas para atajar las violencias urbanas "sin quedarse sólo en el enfoque de persecución y castigo".

AHONDAR EN LAS RAÍCES

Se trata de ahondar en causas y raíces de las violencias para integrar la prevención. El noveno punto impulsa iniciativas de promoción de la convivencia, el respeto y la diversidad, con el foco puesto en las violencias sufridas por mujeres, colectivo LGTBI, inmigrantes o grupos de diversidad cultural y religiosa. El trabajo debe centrarse "en las personas, en los cuidados, en la eliminación de los estereotipos" dado que "la concepción tradicional de la seguridad es insuficiente".

El décimo y último punto del Compromiso de Madrid pasa por desarrollar políticas que fomenten el Derecho a la Ciudad garantizando los derechos humanos y la sostenibilidad. "La crisis económica y ambiental está expulsando a personas y territorios del acceso a medios de sustento y derechos sociales", plantean.

Frente a la violencia que esto genera, las ciudades pueden poner en marcha programas de acceso a "la vivienda, el trabajo decente, la integración, la prevención del cambio climático, el fomento de la economía social y el derecho al refugio para una mejor convivencia".

Para difundir el Compromiso se establece una Secretaría Técnica Internacional, "una forma de hacer que este primer Foro Mundial sobre Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz siga vivo".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios