Podemos espera que la futura Ley para sociedad libre de violencia de género de C-LM esté aprobada "a principios de año"

La vicepresidenta primera de la Mesa de las Cortes y diputada de Podemos, María Díaz, ha confiado este lunes en que la futura Ley para una sociedad libre de violencia de género de Castilla-La Mancha que prepara el Ejecutivo regional esté aprobada "a principios de año".

Podemos espera que la futura Ley para sociedad libre de violencia de género de C-LM esté aprobada "a principios de año"

Así lo ha manifestado Díaz antes de reunirse, junto a la secretaria estatal de Igualdad, Feminismos y LGTBI de Podemos, Sofía Castañón, y la secretaria autonómica de Igualdad de la formación, Ana Navarrete; con la directora del Instituto de la Mujer regional, Araceli Martínez.

Díaz, que ha señalado que su formación había propuesto "en varias ocasiones" modificar la actual Ley de Prevención de Malos Tratos y de Atención a Mujeres Maltratadas, ha indicado que actualmente, el texto del Gobierno, se está acabando de matizar y revisar, con el fin de "poder dar el visto bueno y traerla a las Cortes".

Podemos va a poner "todos los esfuerzos para que llegue cuanto antes", ha precisado la vicepresidenta primera, que ha comentado que lo importante, no obstante, es que el texto "esté bien y en condiciones" y para ello se han ofrecido al Instituto de la Mujer "para trabajar en todo lo que sea necesario y que la ley salga adelante y mejore la vida de las mujeres en la región".

La formación morada quiere "priorizar la agenda feminista" no solo desde el punto de vista legislativo sino en otros ámbitos y aspectos como el plano educativo, social, económico o laboral. Algo en lo que ha coincidido Navarrete, que ha destacado que "recuperar" esa agenda feminista "es un tema central" no solo para Castilla-La Mancha sino para todo el Estado español.

RECUPERAR LAS VOCES DE LOS MOVIMIENTOS

"Para Podemos es central, y no solo por cuestiones de derechos, recuperar las voces de los movimientos feministas en las calles, y trasladar, ser vehículo de Los movimientos sociales feministas que llevan en el Estado español trabajando desde finales de los años 70", ha comentado Navarrete.

Entre las particularidades de Castilla-La Mancha, ha citado las de la mujer rural, en una Comunidad Autónoma donde el medio rural es muy extenso, aunque ha incidido en que, en general, hay que "trabajar mucho sobre la cuestión cultural, que necesita apoyo legislativo pero también una transformación cultural".

Por su lado, Sofía Castañón, se ha mostrado partidaria de "ser vehículo de los movimientos feministas y llevar esas agendas a las instituciones", convencida de que, a través de las distintas medidas y de una "comunicación fluida y directa", todo "lo que se pueda avanzar en Castilla-La Mancha afianzará todavía más los pasos para una sociedad más justa".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios