MAR CAAMAÑO, CUYA HIJA CON SÍNDROME DE DOWN NO PUEDE VOTAR, ASEGURA QUE “ES MUY TRISTE QUE SIGAMOS ASÍ EN EL SIGLO XXI”

Mar Caamaño, a cuya hija Mara con síndrome de down se le retiró el derecho al voto tras ser puesta bajo tutela judicial, aseguró este martes que “es muy triste que sigamos así en el siglo XXI”, teniendo en cuenta que “es un derecho que tanto ha costado conseguir”.
Caamaño, que recibió ayer la noticia de que el Tribunal Constitucional no ha admitido a trámite el recurso que presentó el fiscal para que estudiara el caso de Mara, calificó, en una entrevista concedida a Servimedia, de “aberración total” esta “discriminación” y señaló que apelará al Tribunal Europeo de Derechos Humanos para que “se pronuncie sobre las 100.000 personas con discapacidad a las que se les ha retirado el voto en España” tras ser puestas bajo tutela judicial.
La madre de Mara relató que les aconsejaron que cuando Mara cumpliese 18 años, ahora tiene 20, solicitaran “una prórroga de la patria potestad para preservar sus derechos básicos y económicos” y señaló que cuando cumplieron todos los requisitos, “Mara pasó por la forense, que la examinó en dos ocasiones, y por el juzgado de familia de Santiago”.
Caamaño cuenta que la forense le preguntó sobre “el derecho político y el sistema electoral español” y, posteriormente, “el juez le preguntó expresamente si ella quería votar y ella dijo que sí”. Tras esto, cuando se dictó la sentencia, recibió la llamada de su abogado, donde le dijo que les concedían la prórroga de la patria potestad, pero que perdía el derecho al voto, porque “había fallado algunas de las preguntas del sistema electoral”.
"BOFETADA DEL CONSTITUCIONAL"
Mara ya había ejercido su derecho al voto en dos elecciones generales y en unas elecciones autonómicas, porque “quiere votar”. En este sentido, su madre señaló que “es muy difícil explicarle ahora que además de todos los problemas que tienes, tampoco te van a ayudar a que votes” y, además, “en un año y medio tu hermana va a poder votar, porque tendrá 18 años ya, pero tú no”.
Caamaño, quien denunció que “no se está cumpliendo Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad”, afirmó que no entiende “la bofetada que nos ha dado el Constitucional”, porque “es completamente injusto que le estén negando ese derecho”.
“Ayer estábamos indignados y con impotencia, pero hoy la sensación es más de tristeza”, indicó la madre de Mara, que argumentó que se debería “hacer el mismo examen que le hicieron a mi hija a todos los que podemos votar y quien lo pase que vote”, porque “si no, no me parece bien esta discriminación”.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios