Evo Morales expresa su solidaridad con la activista argentina Milagro Sala, condenada a tres años de prisión

Si bien se trata de una condena suspendida --por lo que la pena no se aplicará a no ser que reincida--, Morales ha señalado que la decisión del tribunal supone una "criminalización" de una "protesta social que busca justicia, igualdad y la dignidad de los más pobres".

"Expresamos nuestra solidaridad con Milagro Sala y condenamos la criminalización de la protesta", ha señalado Morales a través de su cuenta oficial de la red social Twitter.

"No se puede silenciar la voz de los humildes, y Milagro Sala representa la lucha de todos los movimientos sociales", ha añadido.

El Tribunal Federal de Jujuy ha declarado culpable a Sala y a sus compañeros Graciela López y Ramón Salvatierra de un delito de daño agravado, pero les ha absuelto del cargo de amenazas, según informa la agencia de noticias Télam.

Se trata de una condena en suspenso, de modo que la sentencia no se ejecutará, salvo que cometan los mismos delitos contemplados en la pena. Así, Sala y los otros dos procesados recuperarán la libertad de forma inmediata.

Tras la detención de Sala y después de que varios organismos internacionales exigieran su liberación, el presidente argentino, Mauricio Macri, defendió las causas judiciales abiertas contra la activista social y parlamentaria, calificándolas de "justificadas".

Sala es una férrea defensora de la expresidenta y antecesora de Macri, Cristina Fernández de Kirchner, quien también se enfrenta a una serie de causas frente a la Justicia argentina.

La reacción de Morales a la condena contra Sala llega el mismo día en que el embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez, confirmara que las autoridades bolivianas y argentinas están preparando un encuentro Macri y Morales para el próximo 2017, en lo que sería su primer encuentro desde que el argentino accedió al cargo a finales del año pasado.

Durante la campaña electoral en Argentina, el presidente boliviano apoyó la candidatura del oficialista Daniel Scioli a la Casa Rosada.

DETENCIÓN DE MILAGRO SALA

La líder de Tupac Amaru fue detenida el pasado 16 de enero por un escrache realizado a Morales en 2009, cuando solo era senador nacional. "Nunca me gustó mandar al frente a los compañeros", ha dicho Sala, explicando que solo pretendía "dignificar a los que menos tienen".

El juicio se ha celebrado en medio de fuertes medidas de seguridad para evitar altercados. Este miércoles, simpatizantes de la organización barrial Tupac Amaru se han concentrado a la entrada de la sede jurisdiccional.

Tupac Amaru es un grupo sindical de naturaleza indígena que está vinculado a la Central de Trabajadores de Argentina (CTA). Cuenta con 70.000 afiliados y está presente en 15 de las 23 provincias que forman la nación austral.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios