EL GOBIERNO RETRASA DOS SEMANAS LA APROBACIÓN DEL CÓDIGO SOBRE LAS CLÁUSULAS SUELO

El Consejo de Ministros estudió este viernes el Código de Buenas Prácticas para agilizar las devoluciones de las 'cláusulas suelo', si bien decidió no aprobarlo a la espera de sumar acuerdos por parte de más partidos políticos a esta solución para los afectados.
El Ejecutivo logró cerrar este jueves un acuerdo con Ciudadanos en relación con este Código, así como con otros grupos, si bien no ha sido posible hasta el momento que el PSOE se sume al acuerdo, aunque confían en ello.
Así, la aprobación podría producirse en el próximo Consejo de Ministros que se celebraría el 13 de enero, puesto que el 6 de enero no está prevista la celebración de la reunión semanal de ministros.
Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, explicó que el Ejecutivo está muy comprometido con esta cuestión "y hará todo lo que pueda para que se pueda resolver mediante acuerdo y sin tener que acudir necesariamente a los tribunales".
"Las sentencias hay que cumplirlas", aseveró Rajoy, tras recordar que, la devolución de las cláusulas suelo se basa en "una relación entre las entidades financieras y sus clientes y no es una competencia del Gobierno".
No obstante, "como quiera que afecta a mucha gente y supone cuantía económica muy considerable", el Gobierno "hará todo lo que pueda" y ya "aprobaremos en su día" un sistema para evitar los litigios.
Por último, Rajoy subrayó que el Gobierno "va intentar que haya un entendimiento".
El Código de Buenas Prácticas será de adhesión voluntaria, "pero de obligado cumplimiento", una vez que las entidades decidan suscribirlo.
Además, este código será un anexo del decreto que incluirá también otras cuestiones como el diseño de un procedimiento que permita evitar la reclamación ante la justicia y haga más rápido el proceso.
Así, el Gobierno podría obligar a las entidades financieras afectadas a crear unidades especiales que se encarguen de gestionar estas devoluciones. El objetivo de este texto es establecer un sistema "más rápido que el judicial y reducir los costes para el cliente".
SISTEMA SÓLIDO
Para el cumplimiento de este nuevo instrumento, estarán vigilantes el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, el Ministerio de Justicia, mientras que el de Hacienda y Administraciones Públicas también estará involucrado, puesto que esos créditos hipotecarios generaron deducciones en el IRPF, por lo que una parte de ese dinero podría volver a las arcas públicas.
El Gobierno ha minimizado el impacto de este sentencia en términos generales para las entidades financieras españolas, ya que considera que el sector financiero español es “sólido”, sobre todo después de la reestructuración acometida en los últimos años.
Mientras, el Banco de España estima en unos 4.000 millones de euros el impacto para las entidades financieras de la sentencia de la Justicia europea, que ha acordado finalmente la retroactividad de las cláusulas suelo de las hipotecas españolas.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios