Juzgado imputa a un cuarto individuo presuntamente implicado en la agresión al joven que continúa en UCI

De esta forma, las cuatro personas que aparecen en el vídeo de la presunta agresión, que fue grabada por una testigo, están imputadas, una de ellas, el presunto autor material del puñetazo, de nacionalidad búlgara, en prisión provisional.

La juez imputa a dos de los detenidos, de nacionalidad búlgara y argelina, un delito de tentativa de homicidio y otro de lesiones graves.

Los hechos ocurrieron hace unas tres semanas cuando el individuo de nacionalidad búlgara propinó un puñetazo al joven, que minutos antes había estado con un grupo de amigos en un local de copas de la capital murciana y que no había podido volver a entrar, ya que uno de ellos se encontraba en estado ebrio.

Gracias a la colaboración ciudadana de una mujer que presenció y grabó con su teléfono móvil la agresión se pudo identificar a los presuntos autores.

Dos de ellos, dos hombres de 41 y 28 años de nacionalidad argelina y española, fueron detenidos, y el tercero, vigilante de seguridad de un pub, de 40 años y nacionalidad búlgara, presunto agresor, acudió voluntariamente a la Comisaría de San Andrés manifestando desconocer lo ocurrido y negando su participación en los hechos.

Desde el despacho de abogados de Pedro López Graña, que ejerce de acusación particular en representación de la familia, se estudia una querella por si hubiera posibles imputaciones a personas que, de momento, no están siendo investigadas.

Igualmente, según fuentes cercanas consultadas por Europa Press, no se ha planteado el delito de omisión del deber de socorro, por lo que se está elaborando un estudio sobre dicho asunto.

Según la acusación particular, "no fue un ataque casual ni accidental, sino planificado, estudiado y ensayado, ya que tiene una aproximación, una ejecución y una retirada similar a las jugadas ensayadas de fútbol", según se desprende del estudio de las imágenes del vídeo.

Para este miércoles están previstas las declaraciones de varios testigos. Por otro lado, uno de los detenidos, de nacionalidad española, asegura, en su declaración, que reprocha lo que hicieron sus compañeros y se adelantó para evitar que los amigos de la víctima y ésta siguieran con el escándalo.

Igualmente, asegura, al igual que algunos testigos que ya han declarado, que el individuo argelino previamente zarandeó a la víctima y su amigo, al que le rompió, además, la camisa, y que no vio una actitud agresiva en ellos.

Mientras que una testigo asegura que los cuatro imputados "iban en bloque y juntos, como con decisión".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios