Silva, satisfecha por la reapertura de la causa por insultos contra ella, pide "hacer frente" a la violencia machista

La denuncia se interpuso después de que el entonces concejal Jorge Caldas y un vecino de Moraña hubieran intercambiado en Facebook comentarios sobre Carmela Silva, utilizando expresiones como "mala zorra y sinvergüenza", "menuda furcia" o "hija de puta".

En su día, el juzgado de instrucción archivó las actuaciones al entender que estas afirmaciones tenían su origen en un pleno de la Diputación, en el que la institución provincial se negó a aportar financiación para un evento deportivo (Rally Rías Baixas) y que se amparaban en el derecho a la libertad de expresión.

"En esta sociedad tenemos que ser capaces de poner límites a todas las violencias machistas", valoró Carmela Silva, al respecto de la decisión, recordando que ha sido objeto de insultos "gravísimos".

"Es fundamental, es obligatorio que sancionemos este tipo de comportamientos", añadió, dado que "una sociedad decente y avanzada que quiera contar con más de la mitad de la población", en alusión a las mujeres, "no puede permitir" este tipo de insultos ni que estas situaciones "queden sin sanción".

Silva ha calificado estos insultos de "injurias que tienen que ver con las violencias machistas" y ha recordado que "hay cientos de miles de mujeres que sufren este tipo de insultos cada día y que no tienen voz", y que necesitan saber que "hay instrumentos" para "hacerles frente".

En este sentido, ha insistido en su "satisfacción" tras esta decisión de la Audiencia, "en nombre de los derechos de todas las mujeres".

"CIERRE PRECIPITADO"

Según el auto, el sobreseimiento provisional dictado por el juzgado de instrucción número 3 de Pontevedra llevó al "cierre precipitado del procedimiento", sin que se hubiera practicado "diligencia alguna tendente a indagar la verdadera finalidad de las expresiones publicadas".

La Audiencia advierte de que el archivo fue "precipitado" y que "no se puede perder de vista que tales expresiones no se pronuncian en dicho pleno, sino horas después, y a través de una red social de gran difusión".

El tribunal provincial ha estimado los recursos de apelación y revoca "íntegramente" la resolución del juzgado de instrucción número 3 de Pontevedra, ordenando que se practiquen "las diligencias de investigación que se se consideren necesarias para el total esclarecimiento de los hechos".

Silva, satisfecha por la reapertura de la causa por insultos contra ella, pide "hacer frente" a la violencia machista

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios