Buch (ACM) se niega a declarar y reivindica que "poder votar no es delito"

El presidente de la Associació Catalana de Municipis (ACM), Miquel Buch, se ha negado este martes a declarar ante el fiscal como investigado por un presunto delito de desobediencia como alcalde de Premià de Mar (Barcelona), y ha reivindicado ante las decenas de personas que le han acompañado que "poder votar no es delito".

Buch (ACM) se niega a declarar y reivindica que "poder votar no es delito"

Según ha informado la ACM en un comunicado, Buch (PDeCAT) se ha personado en los Juzgados de Mataró (Barcelona) "y se ha negado a declarar ante el fiscal jefe por un presunto delito de desobediencia" por haber firmado un decreto de alcaldía a favor del referéndum, y ha agradecido el apoyo de todas las personas que le han acompañado hasta la puerta.

Buch se ha dirigido a los asistentes para decirles que está "inmensamente feliz de ver a toda la ciudadanía movilizada y las instituciones catalanas plantando cara al Estado represor".

También ha pedido al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que "lo pare" --la investigación contra los alcaldes que apoyan el referéndum--, y ha añadido que se está demostrando que la justicia y el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, no son independientes.

"Señor Maza, señor Rajoy, los alcaldes no vamos a recapacitar", ha sentenciado Buch, que ha defendido que son más de 800 los alcaldes catalanes que defienden el 1-O y que están siendo investigados por ello.

Además, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) admitió la semana pasada a trámite una querella de la Fiscalía Superior contra Buch como presidente de la ACM y contra la presidenta de la AMI, Neus Lloveras, a los que acusa de contribuir a la promoción, organización y celebración del referéndum.

Ahora en portada

Comentarios