Cuatro años de cárcel por abusar de un niño para un pederasta reincidente de Vila-seca

Según da por probado la sentencia de la Sección Cuarta de la Audiencia, los hechos sucedieron sobre las 12.40 horas en el aparcamiento exterior del bazar Market Home, donde el acusado, Gregorio C., se acercó al menor aprovechando que estaba solo porque su padre había entrado a hacer algunas compras.

Se dirigió a él, le mostró los genitales y se frotó contra el niño, aunque durante poco tiempo porque un par de testigos le llamaron la atención, con lo que el acusado se marchó a su casa, situada a unos 500 metros del lugar.

Gregorio C., que tiene varias condenas firmes por abusos a menores, sufre una discapacidad mental leve pero que no afecta a sus facultades de identificar lo bueno y lo mal, según el tribunal.

Concretamente, la Audiencia le condena por abusos sexuales con el agravante de reincidencia y la atenuante de alteración mental y, además de la pena de cárcel, le prohíbe acercarse a menos de 300 metros de la víctima durante diez años ni ponerse en contacto con él; tampoco podrá trabajar en empleos relacionados con la atención o educación a menores durante ese tiempo.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios