Miércoles, 22.11.2017 - 08:54 h

MADRID. LOS CONTRATOS MENORES DEL AYUNTAMIENTO SE INCLUIRÁN EN EL REGISTRO Y PASARÁN POR LA COMISIÓN DE VIGILANCIA

El pleno del Ayuntamiento de Madrid aprobó este miércoles una reforma del Reglamento de Organización y Funcionamiento del Registro de Contratos que obliga a incluir los contratos menores en este compendio abierto y a someterlos al control de la Comisión de Vigilancia de la Contratación.
El delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, manifestó su “satisfacción” por esta modificación del artículo 4 del anterior Reglamento, que excluía los contratos menores de este registro, y por la ampliación a dichos contratos del ámbito de actuación de la Comisión Permanente Especial de Vigilancia de la Contratación para garantizar los principios de publicidad, libre concurrencia, objetividad, transparencia y eficacia en la contratación pública. Hasta ahora, dichos contratos menores se podían aprobar en la comisión ordinaria del Área correspondiente.
La modificación aplica además la Ordenanza de Transparencia del Ayuntamiento de Madrid que entró en vigor en agosto ampliando las obligaciones de publicidad activa que contempla la Ley de Transparencia estatal.
Según informó el Ayuntamiento, el primer semestre de 2017 registró un volumen de contratación pública de 391,5 millones de euros, un 33,3% más que el año pasado. El número de grandes adjudicaciones ha ascendido a 1.133 y los menores a 2.575 contratos menores por valor de 13,1 millones de euros, un 3,3% del total.
CUATRO MESES
La necesidad de adaptar la herramienta informática que gestiona el Registro obliga a fijar un plazo de cuatro meses para poner en marcha esta modificación, algo que suscitó las protestas de la portavoz del PSOE en esta área, Érika Rodríguez Pinzón, quien también resaltó que con este Gobierno municipal “no han parado de crecer los contratos menores”.
Desde Ciudadanos, Silvia Saavedra se quejó de que no se hayan admitido enmiendas de su grupo como la no inclusión de los contratos privados en el Registro y la corrección de una distinción a su juicio innecesaria entre el Ayuntamiento y su sector público municipal.
En nombre del PP, Ana María Román denunció que Ahora Madrid no quería admitir su enmienda que matizaba que los contratos del Ayuntamiento que tenían que aparecer en el Registro y ser controlados por la citada Comisión de Vigilancia eran, no sólo los adjudicados a empresas mercantiles, sino también a asociaciones vecinales u otras entidades a las que el Gobierno municipal actual suele favorecer en sus contratos.
Con la palabra “adjudicatarios”, que aparece también en la ley estatal, habría quedado resuelta esta posible confusión, que para Sánchez Mato no es tal puesto que no pretendía excluir a esos otros beneficiarios. La enmienda salió adelante con los votos del PSOE y Ciudadanos.
Sánchez Mato y Román se echaron en cara mutuamente también la supuesta tardanza del primero en sacar adelante esta norma y la presunta opacidad del Gobierno anterior del PP que, según la concejala popular, no fue tal, sino que los grupos de la oposición no reclamaron nunca la inclusión de los contratos menores en el Registro.

Ahora en portada

Comentarios