La Fiscalía pide que se emita una orden para extender la detención de la expresidenta Park Geun Hye

La Fiscalía de Corea del Sur ha pedido este martes que se emita una nueva orden para extender la detención de la expresidenta Park Geun Hye, quien está siendo juzgada por su presunto papel en un escándalo de corrupción.

Park fue cesada del cargo y arrestada por cargos de corrupción, entre otros, en marzo, y la orden de arresto actual expira el 16 de octubre, por lo que la Fiscalía ha pedido una prórroga.

"El caso de la acusada está en el centro de un escándalo de tráfico de influencias. La acusada a negado todos los cargos, y se necesita una investigación adicional sobre los cargos", ha recalcado, según ha informado la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

La exmandataria fue imputada en abril por recibir sobornos, por abuso de poder, coerción y filtración de secretos estatales. Se le atribuyen un total de 18 delitos.

El Parlamento surcoreano aprobó el 9 de diciembre de 2016 un 'impeachment' contra Park, que contó con el respaldo de 40 miembros de su propia formación. La legislatura ha presentado un total de 13 cargos contra la presidenta: cinco violaciones a la Constitución y ocho delitos legales.

En marzo, el Tribunal Constitucional decidió de forma unánime el cese de Park. El tribunal entendió que Park "violó la ley" al permitir que su confidente y amiga, Choi Soon Sil --cuya detención en octubre sacó a la luz el escándalo--, tuviera cierta influencia y mediara en asuntos estatales.

La investigación arrancó después de la detención de Choi quien, a pesar de no tener ningún cargo dentro del Gobierno, interfirió en asuntos del Estado para beneficiar a dos ONG de su propiedad, caso que también ha salpicado a los ejecutivos de varios de los conglomerados más importantes del país, entre ellos Samsung.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios