El juez del caso Invercaria rechaza de nuevo archivar la causa contra el sobrino de Felipe González

El juez que investiga las irregularidades en Invercaria ha rechazado nuevamente archivar la causa contra Juan María González Mejías, sobrino del expresidente del Gobierno Felipe González, a quien investiga después de que el Grupo de Blanqueo de Capitales de la Policía Nacional concluyera que "debe considerarse como un trabajador fantasma o intruso, es decir, que constando formalmente como trabajador dado de alta en la Seguridad Social, en realidad no presta servicio de forma efectiva" en Invercaria.

En un auto fechado el 22 de septiembre, al que ha tenido acceso Europa Press, el juez de Instrucción número 16 de Sevilla, Juan Gutiérrez Casillas, rechaza "por ahora" la petición de sobreseimiento provisional y archivo parcial de la causa planteada por la defensa de Juan María González Mejías, a la que se había opuesto la Fiscalía Anticorrupción.

El magistrado dice que, "sin perjuicio de tener por efectuadas a los efectos procedentes las manifestaciones y alegaciones exculpatorias" efectuadas por la defensa del imputado, "es lo cierto que la instrucción de la causa no se encuentra totalmente agotada y que podrían existir indicios racionales de ilicitud penal que son objeto de investigación y de depuración" en esta pieza, la cual, "una vez perfilada y tras los traslados oportunos daría lugar a resolver lo procedente al respecto".

La Fiscalía Anticorrupción se opuso a archivar la causa contra el sobrino de Felipe González al entender que las alegaciones de su defensa "son meras valoraciones sesgadas del resultado de la pericial de parte practicada", todo ello "sin que en ningún caso, a través de las mismas, se concluya la procedencia de la no devolución por el investigado de los fondos recibidos" de Invercaria "por el concepto de préstamo o anticipos de personal".

PREVARICACIÓN Y MALVERSACIÓN

En un escrito, consultado por Europa Press, el Ministerio Público que los hechos atribuidos al investigado "serían constitutivos --de forma provisional e indiciaria-- de un delito de prevaricación en concurso medial con un delito de malversación de caudales públicos". "Las diligencias de instrucción practicadas a instancia de su defensa no desvirtúan la tipicidad de los hechos que le fueron imputados judicialmente", apostilla.

Según relata la Fiscalía, con el objeto de prestar servicios como director del Observatorio para la Innovación y la Participación de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, el 1 de julio de 2005 el investigado suscribió un contrato de trabajo por tiempo indefinido con Invercaria.

De este modo, en el contrato de trabajo se estipulaba que el cargo a desempeñar por Juan María González Mejías era de director de Promoción en el centro de trabajo en Sevilla de Invercaria, con una retribución bruta anual de 60.100 euros "incluidos todos los conceptos salariales".

No obstante, y como resultado de las diligencias de instrucción practicadas, "los trabajos efectivamente desarrollados por González Mejías fueron para el Observatorio sin que conste una prestación real de servicios concretos y específicos para su empleador formal, Invercaria", indica la Fiscalía.

CORREO ELECTRÓNICO

Al hilo, alude a un correo electrónico de 9 de mayo de 2007 enviado por el investigado al también imputado Antonio Nieto Martín en el que se recoge: "Jamie Lynn Menzmer, contratada por la empresa Invercaria como secretaria de dirección para Juan María González Mejías, director del Observatorio de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa".

En este sentido, Anticorrupción añade que, "de forma voluntaria", el investigado comunicó el 10 de octubre de 2007 al entonces presidente de Invercaria, Tomás Pérez-Sauquillo, "la intención de causar baja" como empleado de la empresa pública de inversión en capital riesgo de la Junta, "si bien habiendo desempeñado sus funciones no como director de Promoción de la sociedad sino como director del Observatorio".

Según indica la Fiscalía, a la fecha de la baja voluntaria del investigado, éste "mantenía una deuda con Invercaria de 26.500 euros como saldo de un préstamo al personal", agregando que, "de forma indiciaria y provisional, se puede concluir que los investigados ya reseñados elaboraron un recibo nómina finiquito de la relación laboral", de forma que González Mejías "no restituyera al patrimonio de Invercaria el saldo de dicho préstamo".

Así, resultó una nómina con "un líquido a percibir de 26.540,08 euros, cantidad con la que se compensa, junto con unos gastos de viaje, el préstamo personal de 26.500 euros", asevera Anticorrupción, que agrega que el 3 de marzo de 2010, el investigado suscribió un contrato de trabajo de alta dirección como consejero delegado de Invercaria, cesando de forma voluntaria el 1 de agosto de 2010.

"TRABAJADOR FANTASMA"

La Fiscalía asevera que "en el finiquito de esta nueva relación laboral no se le exigió como era debido la devolución del préstamo al personal de 30.000 euros concedido el 1 de marzo de 2010", el cual "finalmente ha sido reintegrado al patrimonio" de Invercaria por el investigado una vez incoada esta pieza separada del caso.

El juez investiga al sobrino de Felipe González después de que el Grupo de Blanqueo de Capitales de la Policía Nacional concluyera en un informe que "debe considerarse como un trabajador fantasma o intruso, es decir, que constando formalmente como trabajador dado de alta en la Seguridad Social, en realidad no presta servicio de forma efectiva" en esta empresa pública de la Junta.

Cabe recordar que Juan María González declaró en noviembre de 2014 ante el juez y negó "tajantemente" que fuera un "trabajador intruso o fantasma".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios