Un año y 9 meses de prisión para un guardia civil por redactar diligencias de un accidente inexistente

Pretendía justificar la imposibilidad de comparecer en la oficina del INEM de Santiago de una persona para evitar una sanción

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago, ha condenado a un cabo de la Guardia Civil que trabajaba en el puesto de Santa Comba en el momento de los hechos a un año y nueve meses de prisión, un año de inhabilitación especial para empleo o cargo público, por redactar unas diligencias sobre un accidente inexistente.

Además, según el fallo judicial, recogido por Europa Press, el acusado Rafael M.G. ha sido condenado, además, a abonar 1.440 euros de multa. Todo ello por un delito de falsificación de documento oficial cometido por funcionario público, con la concurrencia de la circunstancia atenuante de dilaciones indebidas.

El tribunal lo condena por haber redactado en el año 2012 "unas diligencias policiales preventivas sobre un supuesto e inexistente accidente de circulación por salida de vía, por irrupción en la misma de un jabalí", según señala la sentencia, con el objetivo de que otra persona pudiese justificar su imposibilidad de comparecer en la oficina del INEM de Santiago de Compostela el día señalado para, de ese modo, paralizar la imposición de la sanción de cese en el pago de la prestación de desempleo que estaba percibiendo.

Mientras, la Sala lo absuelve del delito de descubrimiento y revelación de secretos por funcionario público por el que fue acusado, por entender que no ha quedado acreditado que el agente consultase en la base de datos matrículas para alertar de posibles vigilancias.

HECHOS PROBADOS

Según los hechos probados que recoge la sentencia, "en fecha no determinada comprendida entre el día 7 y el 17 de febrero de 2012 Rafael M.G., que en el momento de los hechos prestaba servicio como cabo de la Guardia Civil en el puesto de Santa Comba, en su calidad de agente de la autoridad y con pleno conocimiento de su falsedad, redactó unas diligencias policiales preventivas sobre un supuesto e inexistente accidente de circulación".

Según se concreta en el fallo judicial, las diligencias aludían a una salida de vía, "por irrupción en la misma de un jabalí, sufrido por el turismo Toyota Corolla", y en las que "constaba como fecha de dicho accidente el 5 de febrero de 2012".

Dicho documento fue presentado por la persona que supuestamente había sufrido el accidente "en la oficina del INEM de Santiago de Compostela, a fin de justificar su imposibilidad de comparecer en dicho organismo el día indicado para, de ese modo, paralizar la imposición de la sanción de cese en el pago de la prestación de desempleo que estaba percibiendo".

Por ello, Rafael M.G. ha sido condenado como autor de un delito de falsificación de documento oficial cometido por funcionario público, con la concurrencia de la circunstancia atenuante de dilaciones indebidas.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios