Suspenden un juicio contra Sinaí Giménez en Vigo por el fallecimiento de su abogado, Ignacio Peláez

La vista iba a juzgar supuestas amenazas de los 'morones' hacia los 'zamoranos' en el mercadillo de Redondela

El juicio que se iba a celebrar este jueves en la sala de lo Penal número 3 de Vigo contra Sinaí Giménez, dos de sus hermanas y otra persona de su entorno, ha sido suspendido por el fallecimiento del abogado del líder del 'clan de los morones', Ignacio Peláez.

Ésta es la segunda vez que se suspende esta vista, ya que en junio pasado tampoco se celebró por un cambio en la defensa de Giménez. En esta ocasión, la suspensión ha sido forzada por el fallecimiento de Peláez, magistrado en excedencia, exfiscal de la Audiencia Nacional, que fue abogado de Mario Conde y ejerció una de las acusaciones populares que llevaron a Baltasar Garzón ante el Tribunal Supremo.

Sinaí Giménez y su familia han expresado, a través de fuentes de su entorno, su "pesar" por la muerte de Ignacio Peláez, a quien han calificado como "un gran profesional y muy humano". "Él no soportaba las injusticias, por eso asumió la defensa de Sinaí, casi altruistamente, al ver el atropello flagrante que se está cometiendo contra ellos", han proclamado dichas fuentes.

En la vista suspendida se iban a juzgar los altercados ocurridos en el mercadillo de Redondela (Pontevedra), en noviembre de 2015, cuando la tensión entre clanes gitanos de feriantes y el enfrentamiento entre 'morones' y 'zamoranos' estaba en su punto álgido.

Según la Fiscalía, Sinaí Giménez y personas de su entorno (entre ellas dos de sus hermanas), se presentaron en el mercadillo de Redondela y profirieron amenazas graves contra feriantes 'zamoranos'. El ministerio público pide para él tres años y medio de prisión, además de una orden de alejamiento; y para las otras tres acusadas, dos años y medio de cárcel.

OPERACIÓN VIDA

Giménez se encuentra en situación de libertad provisional, tras haber abandonado, a mediados de agosto pasado, la prisión de Villabona (Asturias) en la que llevaba casi un año y medio por orden de un juzgado de Cangas, que le investiga (a él y a su familia) por supuestas extorsiones y amenazas a los feriantes 'zamoranos' en mercadillos de la provincia.

En el marco de la llamada Operación Vida, fueron detenidos Sinaí Giménez, sus padres, sus hermanos y otras personas de su entorno. Todas las personas que ingresaron en prisión por orden del juez de Cangas han salido ya en libertad, o bien por cuestiones médicas (como su padre) o previo pago de fianzas, salvo el hermano pequeño del clan, Saúl Giménez, que sigue en la cárcel.

Fuentes del entorno de los 'morones' han confirmado a Europa Press que el abogado Antonio Catalá Polo, hermano del actual ministro de Justicia, asumirá la representación de las personas del entorno de Sinaí Giménez que irán a declarar al juzgado de Cangas el próximo 13 de octubre.

Las mismas fuentes han asegurado que Catalá "tomará cartas en el asunto" acerca de la situación de Saúl Giménez, porque "parece que hay algún interés extraño en que ese chico permanezca en prisión".

Ahora en portada

Comentarios