El Tribunal de Cuentas Europeo pide una gestión "más activa" al TUE para agilizar casos individuales

El Tribunal de Cuentas Europeo (ECA), el órgano que fiscaliza las cuentas de la Unión, ha reclamado una gestión "más activa" al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) para agilizar la tramitación de casos individuales, en un informe publicado este martes en el que evalúa su gestión de los casos y si se resuelven con celeridad.

"El TUE debería plantearse una evolución hacia una gestión más activa de los asuntos individuales y una medición del rendimiento sobre esta base", ha resumido el experto responsable del informe del ECA, Kevin Cardiff, que ha esgrimido que de esta manera obtendría información para "respaldar" la toma de decisiones para mejorar la "eficiencia" y "reforzar la rendición de cuentas" con informes "más detallados sobre el rendimiento".

"Las resoluciones del TUE pueden tener consecuencias importantes para las personas físicas, la personas jurídicas, los Estados miembros y la UE en su conjunto y, cuando no se dictan en un plazo razonable, pueden ocasionar importantes costes a los afectados", ha justificado.

En su informe, el Tribunal de Cuentas pide una gestión "más activa" de los casos individuales y "calendarios adaptados" a los mismos, es decir, que tengan en cuenta la complejidad, la carga de trabajo, los recursos necesarios y la disponibilidad del personal y promover otras medidas para mejorar los sistemas de gestión ante la complejidad de los sistemas informáticos, que dependen de una base de datos central anticuada.

No obstante, ha valorado las "importantes medidas" de organización y procedimiento que ha adoptado el Tribunal de Justicia de la UE en los últimos años para mejorar la eficacia en la tramitación de los casos como la introducción de plazos indicativos para las principales fases de tramitación, que han contribuido a reducir el tiempo medio para dictar resoluciones judiciales, o el desarrollo progresivo de instrumentos e informes de seguimiento.

También ha valorado los esfuerzos del Tribunal de Justicia europeo para reducir el considerable retraso de causas pendientes en el Tribunal General de la UE a finales de 2016 y el aumento significativo del número de jueces.

El ECA también ha puesto en valor que el TUE haya considerado realizar un análisis coste-beneficio sobre la posibilidad de extender a otras lenguas distintas del francés las deliberaciones en el Tribunal General, lo que podría ayudar a evaluar y servir de base para una decisión futura.

El Tribunal de Justicia de la UE, integrado por el Tribunal General y el Tribunal de Justicia, tiene un coste de unos 400 millones de euros del presupuesto comunitario. El Tribunal General, de primera instancia, cuenta con 45 jueces, que se elevarán a 56 en 2019, mientras que el Tribunal de Justicia de la UE,, que dirime los recursos en casación, cuenta con 28 jueces,, asistidos por 11 abogados generales.

Ahora en portada

Comentarios