El TSJC rechaza las peticiones de Junqueras y Forcadell de recusar a los magistrados

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha rechazado por "su carencia absoluta de fundamento" las sendas peticiones del vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, de recusar a los magistrados que los investigan por el referéndum.

El TSJC rechaza las peticiones de Junqueras y Forcadell de recusar a los magistrados

En las dos resoluciones, la Sala Civil y Penal del TSJC coincide en que las recusaciones promovidas por Junqueras y Forcadell se fundamentan "en motivos falsos" porque considera que en ninguna de las resoluciones anteriores se hacen juicios de culpabilidad sino que se limitaban a admitir a trámite las querellas de la Fiscalía o pronunciarse sobre juicios de competencia.

La semana pasada, el TSJC ya rechazó un incidente de recusación de los magistrados presentado por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en un auto en el que el tribunal calificó el recurso de "burdo intento", abuso de derecho y fraude procesal.

Ahora el TSJC, en unas resoluciones con menores cargas de calificativos que en el caso de Puigdemont, ha inadmitido igualmente los incidentes de recusación de Junqueras --investigado por la firma de la convocatoria del 1-O-- y Forcadell --investigada, en su caso, por la tramitación de las leyes del referéndum--.

La recusación de Junqueras se dirigía contra los tres magistrados que admitieron la querella de la Fiscalía contra el Govern por el referéndum: Jesús María Barrientos (presidente), Carlos Ramos y Francisco Valls.

En la misma línea, la de Forcadell iba contra los tres jueces que ordenaron abrir investigación contra ella y cuatro miembros de la Mesa del Parlament tras una querella de Fiscalía: Jesús María Barrientos, Carlos Ramos y Mercedes Armas.

Los recursos de ambos aludían a una supuesta politización de los procesos judiciales y a una presunta instrumentalización de la justicia por parte de la política, lo que, en su opinión, contamina a los jueces y afecta a su parcialidad, comportando "un juicio anticipado de culpabilidad".

Ahora en portada

Comentarios