Los responsables de secuestar un avión en Libia y desviarlo a Malta se declaran no culpables

Musa Saha y Alí Ahmed Salé han sido trasladados al tribunal con una gran escolta policial, ante la presencia de unas 200 personas que se habían concentrado frente al edificio.

Los dos acusados hacen frente a una pena que podría ser de cadena perpetua en caso de ser condenados, según ha informado el diario local 'The Times of Malta'.

Saha y Salé se entregaron a las autoridades tras permitir a los ocupantes del avión abandonar el aparato, que habían secuestrado previamente asegurando llevar armas y explosivos, que resultaron ser falsos.

A bordo del avión, que realizaba un vuelo interno entre las localidades libias de Sebha y la capital, Trípoli, viajaban 111 pasajeros --82 hombres, 28 mujeres y un niño-- y siete tripulantes.

Ahora en portada

Comentarios