Detenidos diez jóvenes, siete de ellos menores, por robos que ocultaban en una bajera ocupada ilegalmente

Detenidos diez jóvenes, siete de ellos menores, por robos que ocultaban en una bajera ocupada ilegalmente

La Policía Foral ha detenido a diez jóvenes, siete de ellos menores, por robos que ocultaban en una bajera ocupada ilegalmente en el barrio pamplonés de Buztintxuri.

Agentes de seguridad ciudadana de Policía Foral, adscritos a la comisaría de Pamplona, tuvieron conocimiento de la ocupación de una bajera en Buztintxuri a través de una denuncia telefónica recogida en el Centro de Mando y Coordinación, ha informado el cuerpo policial.

Los policías desplazados localizaron a diez jóvenes en el interior del local, siete de ellos menores de edad y todos ellos con antecedentes relacionados. Una vez identificados se confirmó que cinco de los implicados estaban fugados de distintos Centros de Observación y Acogida (COA), cuatro de ellos menores.

Además, encontraron dos ciclomotores en proceso de despiece, dos máquinas expendedoras forzadas, valoradas en 480 y 670 euros cada una, una bicicleta, un móvil y otros objetos, entre ellos carátulas de radio, un saco de boxeo y un sello oficial del Ayuntamiento de Pamplona. Ante la posibilidad de que tuvieran una procedencia ilícita se iniciaron gestiones para averiguar la propiedad de los mismos.

Las investigaciones llevadas a cabo por el grupo de Policía Judicial Pamplona Norte posibilitaron la localización de los titulares de las motos y de las máquinas, que confirmaron que habían sido robadas.

También acudió al lugar el administrador de la empresa propietaria de la bajera ocupada, que observó que la puerta de acceso estaba forzada y sin manilla. Por todo ello, interpuso denuncia en la Oficina de Atención Policial de la Policía Foral sita en la Plaza del Castillo.

A la vista de los hechos y de las investigaciones realizadas se detuvo a los diez implicados, un joven de 20 años de origen rumano, otro de 19 años de origen ecuatoriano y en situación administrativa irregular, un joven de 18 años de origen argentino y siete menores; de 15 (dos), 16 (tres) y 17 (dos) años.

Una vez comprobado que carecían de causas pendientes fueron puestos en libertad, debiendo comparecer cuando sean citados para ello ante el Juzgado de Instrucción nº 1 de Pamplona y ante la Fiscalía de Menores, respectivamente.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios