Detenidos dos trabajadores de un hotel por un falso aviso de bomba

Así ha informado la Jefatura Superior de la Policía Nacional en una nota de prensa en la que recuerda que estas amenazas, aunque sean una broma, son un delito y pueden acarrear a los autores hasta un año de cárcel.

Los hechos han ocurrido a las 11.30 horas de esta mañana, cuando la recepcionista de un hotel del centro de Palma, ha recibido una llamada que alertaba de la colocación de una bomba en el hotel.

La trabajadora ha llamado inmediatamente al 091 y varias patrullas de la Policía Nacional se han desplazado hasta el hotel para hacer las comprobaciones necesarias.

Cuando han llegado los agentes, dos trabajadores del hotel han admitido que todo había sido una broma, por lo que han sido detenidos por un delito de desordenes públicos.

La Policía ha recordado que comunicar una falsa alarma de bomba puede acarrear hasta un año de cárcel según el artículo 561 del Código Penal.

Ahora en portada

Comentarios