Duplican la presencia policial en Melilla para evitar sucesos en Nochevieja y saltos de inmigrantes en la valla

Otra zona de especial atención este sábado será la valla de Melilla, donde la Guardia Civil estará alertada, para prevenir cualquier intento de salto por parte de la numerosa bolsa de inmigrantes que hay al otro lado esperando una oportunidad de pasar a la ciudad española del norte de África, y querer aprovechar una hipotética relajación en la alambrada por Nochevieja, "cuando en realidad no va a ser así" han explicado a Europa Press fuentes policiales.

La Guardia Civil y sus especialistas del Grupo de Reserva de Seguridad "están preparados para hacer frente a cualquier contingencia", como viene ocurriendo en estos últimos años, han resaltado.

En este sentido, han recordado que en la pasada Nochebuena se produjo un intento de aproximación de unos 800 inmigrantes divididos en dos grupos, uno de 300 y otro de 500, que fueron rechazados por las fuerzas de seguridad.

Asimismo, en los puestos fronterizos se van a aumentar los controles policiales, endureciendo los requisitos de acceso a la ciudad, con la solicitud de visado en el pasaporte a los marroquíes, en especial a aquellos jóvenes que vayan en solitario o en grupo, algo con el que no cuentan la mayoría de los 30.000 marroquíes que cruzan a diario la frontera.

En cambio, las familias de este país no tendrán inconvenientes para pasar a Melilla, ya que éstas además suelen empezar sus visitas en las horas diurnas, acompañados en su mayoría con niños de corta edad, mientras que los jóvenes optan por la noche, con la intención muchos de ellos de recibir el nuevo año con las campanadas del reloj del Palacio de la Asamblea.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios