Funcionarios judiciales hondureños detenidos por vínculos con el crimen

Cinco funcionarios judiciales, incluyendo jueces y fiscales, fueron detenidos este lunes en Honduras acusados de tener vínculos con el crimen organizado, como parte de una operación policial realizada en varias zonas del país, anunció la Agencia Técnica de Investigación.

En la "Operación Medusa", las autoridades judiciales capturaron a la jueza Liz María Ernestina Núñez por abuso de autoridad al favorecer al ex vicepresidente del Consejo de la Judicatura, Teodoro Bonilla, condenado por vínculos con el crimen organizado, dijo la Agencia en un comunicado.

Bonilla está bajo arresto domiciliario desde febrero bajo cargos de obligar a jueces a dejar en libertad a tres personas acusadas de lavado de activos y almacenamiento de armas y municiones.

También fue detenida la fiscal de Delitos Comunes del caribeño puerto de La Ceiba, Yamis Zamara Dubón, por "fraude y abandono del cargo" y el secretario adjunto del juzgado de lo Contencioso de Tegucigalpa, Herlon David Menjívar, quien actuó en una demanda contra el Estado a cambio de dinero del demandante.

Por último, la policía arrestó a dos funcionarias de la Unidad de Programas de la Corte Suprema de Justicia, Yenny Petra Seildel y Adela Elizabeth Sánchez, por destruir documentos para "borrar evidencia de su gestión en el manejo de fondos", según la agencia.

El operativo se realizó en momentos que el gobierno hondureño emprende una ofensiva contra el crimen organizado que, según el presidente Juan Orlando Hernández, ha penetrado las instituciones del Estado.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios