Interceptan en Vizcaya a un conductor drogado y bebido que se dio a la fuga en un control en Castro Urdiales

Según relata en un comunicado la Benemérita, los hechos sucedieron en la madrugada del pasado domingo, 29 de enero, cuando un conductor se saltó un control de alcohol y drogas que había establecido la Guardia Civil en Castro Urdiales.

Al parecer, el conductor hizo "caso omiso" a las señales de los agentes y emprendió la huída "a gran velocidad", incorporándose a la autovía A-8 en dirección a Bilbao y "obligando a varios vehículos a realizar maniobras evasivas para evitar la colisión, poniendo en peligro al resto de los conductores".

Ante esta situación y para evitar que en su huída circulara en sentido contrario o provocara un riesgo para terceros, los componentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria iniciaron un seguimiento a distancia y avisaron a efectivos de la Ertzaintza, que detectaron al vehículo circulando a 156 km/h en un tramo restringido a 80 km/h.

Finalmente y al haber retenido la circulación los efectivos de la Ertzaintza, consiguieron parar al vehículo ya en Vizcaya. Seguidamente, llegaron los efectivos de la Guardia Civil que continuaron con las diligencias procediendo a investigar al conductor del reseñado vehículo como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducción temeraria, practicándole igualmente las pruebas de detección de alcohol y drogas, en las que dio positivo.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios