La Policía Local de Málaga incorpora a su flota 20 nuevas motos, tres de ellas eléctricas

La Policía Local de Málaga ha incorporado a su flota 20 nuevas motos de las cuales tres son eléctricas para seguir en el compromiso del Ayuntamiento de introducir la electromovilidad en todas sus áreas.

La Policía Local de Málaga incorpora a su flota 20 nuevas motos, tres de ellas eléctricas

De esta manera, la Policía Local de Málaga cuenta en su parque móvil con 180 motocicletas. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el concejal de Seguridad, Mario Cortés, han presentado este viernes los nuevos vehículos, que han supuesto una inversión por el momento de alrededor de 169.000 euros.

Las nuevas motocicletas eléctricas de la Policía Local han sido adquiridas por el Área de Nuevas Tecnologías en un procedimiento abierto, por un importe total de 43.762 euros.

Estos vehículos del modelo BMW C Evolution tienen una potencia máxima de 48 CV y cuentan con batería de iones de litio de alto voltaje con una autonomía de 100 kilómetros de conducción diaria. Su consumo es de 8,5 kilómetros/hora a los 100 kilómetros.

El ahorro total al año en combustible de estas tres unidades, si se compara con un modelo similar de gasolina de 125cc, es de 1.240 euros al que se deben añadir los 750 euros de mantenimiento. Así, el coste del consumo de estas motocicletas eléctricas es 1,20 euros a los 100 kilómetros y de 50 euros anuales en mantenimiento.

17 HONDAS DE 500 CC

Del total de 17 motos Honda modelo CB500 x de 550 cc, once están ya transformadas para ser usadas como vehículos policiales y otras seis están pendientes de esta adaptación.

Esta transformación está en proceso de licitación. Son motocicletas con equipamiento y configuración de trail o aventura, con aptitudes para circulación mixta por carriles en buen estado, pistas de tierra compactada o asfalto. El coste total de las motocicletas completamente equipadas y transformadas para la Policía Local es 8.229,10 por unidad.

El equipamiento policial comprende, entre otras cosas, la instalación de baúl trasero de 39 litros, color negro con rotulación, la defensa de motor lo protege en el caso de caída del vehículo y que permite fijar ciertos elementos a la misma --por ejemplo, la sirena del sistema de emergencia--.

Además, cuentan con un complejo sistema luminoso de emergencias que conlleva múltiples dispositivos. Así, como iluminación prioritaria de alta intensidad, integran cuatro focos rectangulares de tecnología led. Dos de ellos de forma frontal y los otros dos, uno a cada lado de la motocicleta para señalizar lateralmente.

El Ayuntamiento ha invertido, hasta el momento, alrededor de 169.000 euros en estos nuevos vehículos. Esta cantidad se desglosa en los 43.700 euros de las motos eléctricas, los 90.500 euros destinados a la adquisición de las once motos Honda totalmente equipadas para uso policía. A ellos se les debe sumar el coste seis de las motos Honda aun sin transformar que supone un montante de 34.800 euros.

Ahora en portada

Comentarios