La Policía Municipal no recibió órdenes de Delegación ante el "colapso" de manifestación por la mujer, según Barbero

La Policía Municipal de Madrid no recibió "en ningún momento" indicaciones por parte de la Policía Nacional para gestionar el "colapso" producido por la manifestación del 8 de marzo en favor de la mujer en Madrid.

La Policía Municipal no recibió órdenes de Delegación ante el "colapso" de manifestación por la mujer, según Barbero

Así lo ha asegurado este martes el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, en la comisión del ramo, en la que además ha indicado que según la Ley Orgánica 2/86, la "Policía Municipal ha de colaborar para mantener el orden cuando sea requerida para ello".

"Le toca a la Policía Nacional, pero la Municipal no recibió en ningún momento indicación de cambios de ocupación de calzada por parte del Cuerpo Nacional de Policía", ha indicado.

La cuestión ha llegado a la comisión de la mano del edil socialista Ramón Silva, quien ha recordado que el 13 de febrero la Federación de Asociaciones de Mujeres de Madrid solicitó permiso a la Delegación del Gobierno para llevar a cabo la manifestación. En un principio se indicó que el número de manifestantes serían 15.000 personas; el 21 de febrero se amplió esa cifra a 21.000.

"La Delegación del Gobierno estableció que el itinerario se debía desarrollar en Alcalá y Gran Vía cortando el sentido en dirección de manifestantes y permitiendo la circulación de vehículos en sentido contrario", ha detallado el edil socialista.

Sin embargo, la afluencia "desbordó las previsiones", la asistencia fue "masiva", y según Silva, "no se adoptó ninguna medida al respecto". "Ocuparon --los manifestantes-- todo el ancho de Alcalá y posteriormente de Gran Vía, sin que se realizase ningún operativo o modificación de la previsión inicial", ha indicado.

"Tiene que quedar claro que quien establece itinerarios es la Delegación, que quien tiene competencia para modificar es la Delegación, y la Policía Municipal ha de colaborar, pero ¿recibió alguna comunicación para ampliar el corte, o solo se percibió cuando los manifestantes ocuparon el carril?", ha preguntado Ramón Silva.

Ha encontrado respuesta en Barbero, quien al comienzo de su intervención ha asegurado que "la responsabilidad de establecer el recorrido corresponde a la Delegación". Hacia las 18.50 horas, según ha relatado Barbero, unas 300 personas invadieron Alcalá con Cibeles, lo que impidió "la circulación de los vehículos".

Respecto a la "pasividad" de los cuerpos de Policía que no "desalojaron la calzada", Babero ha indicado que no quiere decir que "lo tuvieran que haber hecho, o no", ya que "hay que ser respetuoso con la manera de actuar".

Por ello, Barbero ha asegurado que el área trabaja por poder tomar "decisiones in situ" de manera "proactiva". "Hay veces que si la Policía Nacional, por las razones que sea, desde la Municipal, dan unos datos concretos sobre tráfico, y que decida quien tiene que decidir", ha indicado.

Además, ha señalado que hay "una orden de servicio de Policía Municipal que habla de habilitar nuevos espacios para que el acto se pueda desarrollar de manera segura". "Por tanto, mayor proactividad que es lo que se hubiera necesitado, y vamos a trabajar en esa línea".

Ahora en portada

Comentarios