Sanz explica que la Policía custodia por mandato judicial a la madre del menor que esperaba un trasplante

Así lo ha indicado el delegado del Gobierno a preguntas de los periodistas sobre este caso antes de presidir en Sevilla los actos institucionales con motivo del 193 aniversario de la creación de la Policía Nacional.

Sanz ha recordado que la tutela del menor es un asunto para el que la administración competente es la Junta de Andalucía, por lo que se ha centrado en relación a este caso en analizar la labor policial.

Así, ha señalado que "todo antecede de la detención de una mujer marroquí de 22 años" en la estación de tren de Cuenca con el niño en brazos cuando huía con el pequeño en el AVE con destino a Valencia.

Según ha agregado Sanz, a la mujer y al niño se les ha traído de vuelta a Málaga, de cuyo hospital había sacado su progenitora al pequeño, y "la decisión del juzgado ha sido que el niño pueda ser atendido en el hospital y operado, y la madre está con el niño, pero por parte de la Policía se está custodiando a esta persona".

"Esas son las medidas cautelares" que ha otorgado el juzgado, según ha precisado Sanz, que por ello ha incidido en que "la Policía está cumpliendo el mandato que le ha otorgado el juzgado correspondiente".

El niño, por su parte, continúa ingresado en planta y estable en el Hospital Materno Infantil de la capital, según han informado a Europa Press fuentes sanitarias.

Cabe recordar que la mujer fue arrestada como presunta autora de un delito de omisión del deber de socorro, y sobre ella pesaba una orden de detención tras haber sustraído a su propio hijo del hospital de Málaga, incluso tras haber sido advertida de que si el niño no recibía tratamiento continuado podría fallecer en pocas horas.

Los agentes de la Policía Nacional tuvieron conocimiento, gracias al hospital malagueño y al servicio de seguridad de la estación de tren de la capital, de que la mujer viajaba en el AVE Córdoba-Valencia, por lo que desplegaron un dispositivo en la estación de tren de Cuenca, donde había prevista una parada. También se desplazó una UVI móvil para atender de inmediato al pequeño.

Los efectivos, en constante coordinación con el interventor del tren, ubicaron el vagón y asiento en el que viajaba la mujer. Cuando llegaron al mismo, observaron que el niño presentaba dificultades para respirar, por lo que de inmediato fue atendido por los servicios médicos e ingresado en el hospital de Cuenca. Después, fue trasladado a Málaga al Hospital Materno Infantil.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios